*

Edición Impresa Cambiar fecha
Negocios / Pág. 50

SVS sufre primer revés por Cascadas: anulan multa de Vial y corredora

Para el 29° Juzgado Civil de Santiago el regulador no logró probar operaciones fraudulentas.

por
Nicolás Durante Parra
SVS sufre primer revés por Cascadas: anulan multa de Vial y corredora

Iban rumbo al Cajón del Maipo a una jornada de capacitación grupal durante la mañana de ayer, pero la noticia los sorprendió a medio camino. Por eso, ejecutivos y funcionarios de LarrainVial decidieron volver en metro hasta El Bosque Norte 0177 para analizar en sus oficinas un fallo que esperaban hace rato y que, en la práctica, significa el primer triunfo judicial que han obtenido en el caso Cascadas.


El 29° Juzgado Civil de Santiago acogió ayer los recursos de reclamación de Leonidas Vial y la corredora LarrainVial, en contra de la sanción aplicada en septiembre de 2014 por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Esa resolución implicaba multas por 500 mil UF (US$ 20 millones) para Vial y 200 mil UF ( US$ 8 millones) para la intermediaria.


“LarrainVial y sus ejecutivos siempre actuaron con estricto apego a la ley y a la regulación vigente, sin recurrir en falta alguna y menos teniendo conocimiento de un supuesto esquema”, dijo la corredora en un comunicado.


Lo resuelto por el 29° Juzgado Civil de Santiago es un fallo de primera instancia que será apelado por la SVS, pero que significa el primer revés para el regulador y abre perspectivas para las defensas de los otros implicados en el caso.


De hecho, en su sentencia, la jueza suplente, María Cecilia Morales, utiliza la misma declaración que hizo el titular de la SVS, Carlos Pavez, para demostrar que contra LarrainVial y Leonidas Vial no había pruebas.


La declaración de Pavez


“El superintendente de la entidad fiscalizadora, reconoce como efectivo que en el proceso investigativo no existe prueba alguna por la cual las personas que según la SVS participaron en el esquema han reconocido participación”, dice el fallo.


En esa línea, agrega que tampoco existe “correo electrónico, fax, documento, testigo presencial o de oídas, confesión judicial o extrajudicial, llamada telefónica, grabación o comunicación que vincule a Leonidas Vial con las sociedades cascadas o miembros de su administración”.


En el texto también se puede leer que Pavez, según la jueza Morales, reconoce que no existieron pruebas para justificar la supuesta coordinación entre Julio Ponce, controlador de las sociedades cascadas y principal sancionado en el caso, y Leonidas Vial. “(Pavez) admite que no existe en el procedimiento administrativo ninguna prueba que acredite que Leonidas Vial haya subordinado sus intereses a Julio Ponce Lerou o a las sociedades cascadas”, detalla.


El fallo de Morales también hace suyos los argumentos de la corredora LarrainVial, la que se ha defendido señalando que no pudo haber conocido los intereses detrás de las operaciones de las que fue intermediaria.


“LarrainVial se trata de una persona jurídica que actúa como mandatario, y como tal su acción se circunscribe a las instrucciones que recibe de su mandante, no siendo, por tanto, posible imputarle a priori el conocimiento de intenciones, malas decisiones de inversiones que podrían haberse producido en las operaciones indicadas por la SVS”, dice la jueza Morales.


Respecto a las transacciones cuestionadas por la SVS, el fallo plantea que “las operaciones de venta de acciones Calichera-A de fecha 23 de septiembre de 2010 carecen del mérito suficiente para ser calificadas como acto, práctica, mecanismo o artificio engañoso o fraudulento”. Así también, agrega que “las operaciones directas realizadas sobre el título SMQ-A con fecha 23 y 24 de diciembre de 2010 y 14 y 17 de enero de 2011, carecen del mérito suficiente para ser calificadas de ficticias”.


El fallo de Morales no sólo acusó falta de pruebas de la SVS. También se refirió a los plazos legales que el regulador habría sobrepasado. “Es dable concluir, además, que la formulación de cargos a LarrainVial, tuvo lugar una vez transcurrido el plazo de prescripción de seis meses”, dice el documento.


Se dijeron de todo


La sentencia también da cuenta de un duro enfrentamiento entre la defensa de la SVS y las de LarrainVial y Leonidas Vial.


“Repugna al derecho el tratamiento diferente y arbitrario que le otorga la SVS a la labor de corretaje de (LarrainVial) respecto del resto de las corredoras”, dijo la defensa de la gestora.


Por su parte, Leonidas Vial argumentó que “la SVS pretende reemplazar dicho estándar probatorio por teorías y entelequias abstractas, que importan de suyo un abuso” y que el supuesto “esquema” no está tipificado en la Ley de Mercado de Valores.


En su defensa, la SVS apuntó a comportamientos armónicos. “Leonidas Vial, no obstante no participar en la administración de las sociedades cascadas, se observa un comportamiento armónico y coordinado con las decisiones tomadas por dichas sociedades, que confirma la coordinación que tenía con los demás miembros del esquema”, dijo en un escrito el regulador.


Y agregó que “en el contexto del esquema, la masividad de transacciones efectuadas mediante mecanismos engañosos y su reiteración y extensión en el tiempo, afectó el correcto funcionamiento del mercado de valores y, por tanto, la confianza y transparencia del mismo”.


En su fallo, la jueza Morales hizo alusión a la práctica leguleya en la antigua Roma. “El ordenamiento jurídico no exige conductas heroicas, sino por el contrario, garantiza un sustrato básico en el que se puedan desarrollar las relaciones entre ciudadanos y en la especie, de los actores del mercado”, planteó.


SVS apelará


En la SVS el fallo fue recibido como su primer revés. Pero confirmaron que apelarán al mismo, ratificando “todos y cada uno de los elementos contenidos” en su sanción.


Según el regulador, del análisis de más de un millón de transacciones bursátiles “se pudo constatar la existencia de una secuencia de operaciones de compra y venta de acciones, con patrones comunes y reiterados en el tiempo y con el concurso de los mismos participantes, estableciéndose de esta forma la existencia de un esquema coordinado de operaciones”.