*

Edición Impresa Cambiar fecha
Tendencias / Pág. 43

Se duplican escépticos del cambio climático en EE.UU.

En 2008, sólo el 10% no creía en el fenómeno climático. Hoy, la cifra se eleva al 23%, según una encuesta de la U. de Yale.

Hace cinco meses, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) confirmaba que el calentamiento global era un fenómeno real, causado por el hombre y que posiblemente, el daño sea irreversible. Sin embargo, paralelamente, algunos científicos publicaban cifras que revelaban una desaceleración en los efectos del cambio climático, como la nivelación de temperaturas en los últimos 15 años, pasando de un aumento promedio de 0,12 grado para el período 1951 a 2012, a 0,05 grado si sólo se considera entre los años 1998 a 2012.


Estos estudios generaron un aumento en la cantidad de escépticos alrededor del mundo y particularmente en EE.UU. Según una encuesta de la U. de Yale y la U. George Mason, publicada la semana pasada, el número de escépticos en el país se duplicó, considerando cifras de la misma encuesta aplicada en 2008. El reporte indica que en 2008, el 10% no creía en el fenómeno, porcentaje que en noviembre de 2013 llegó a 23%.


“Estos bajos índices de comprensión pública sobre el cambio climático son causados, en parte, por una creencia errónea sobre lo que dice el consenso científico: que el cambio climático es causado por el hombre”, dice a La Tercera Edward Maibach, experto de la U. de George Mason y uno de los autores de la encuesta.


Para Marcelo Mena, director del Centro de Sustentabilidad de la Unab, el alza se explica por la desinformación y algunas posturas infundadas respecto del cambio climático. “En Estados Unidos existe una campaña concertada por grupos de interés que financian desinformación y la gente no está mirando la información científica”, dice.


Mena va más allá, agregando que “todos los modelos muestran que la huella del humano es clara y no somos capaces de deslumbrar estos cambios si no fuera por ella”.


Anthony Leiserowitz, experto de la U. de Yale y líder de la investigación, coincide con Mena, pero agrega otra razón. “Nos dimos cuenta de que la gente cambiaba de opinión dependiendo de su propia experiencia, o sea, es más probable que crean en el cambio climático si experimentaron calor y menos si experimentaban frío”, dice a La Tercera.


Tendencia aislada


Además, el informe del IPCC clarifica el punto de desaceleración del cambio climático, dejándolo como una tendencia aislada y pequeña, pero que no afecta la evidencia a largo plazo.


El reporte dice que es probable que esta estabilización de las temperaturas tenga una explicación variable, como que el calor esté en el fondo de los océanos, una declinación de la radiación solar recibida por el planeta o incluso, gracias a las erupciones volcánicas que han ocurrido en los últimos años en el planeta.


La encuesta mostró también que el 47% de los norteamericanos cree que el calentamiento global es culpa del ser humano, cifra que baja siete puntos desde la última encuesta.