*

Edición Impresa Cambiar fecha
Negocios / Pág. 20

Proyecto Castilla se inicia en 2012 con construcción de puerto y primera central

En enero comenzarán las obras para levantar la primera central a carbón de 350 MW. Los trabajos para el puerto se activarán en marzo.

El próximo año y una vez que estén cerrados los primeros contratos de suministro con mineras que operarán en la zona, MPX, ligada al empresario brasileño Eike Batista, comenzará la construcción de la primera central y el puerto del megaproyecto termoeléctrico Castilla.


Según señaló el gerente general de MPX en Chile, Pedro Listek, las obras de la primera unidad a carbón, con una capacidad instalada de 350 Megawatts, empezarían en enero, mientras que el puerto partiría con su construcción en marzo de 2012.


MPX obtuvo en febrero la aprobación ambiental para construir un complejo de seis centrales a carbón y una en base a diésel, con una capacidad de generación conjunta de 2.227 MW y una inversión estimada de US$ 4.400 millones.


Listek indicó que la primera unidad estaría lista para entrar en operación comercial en 2016. “Nos gustaría comenzar la construcción de la primera central a inicios del próximo año, para una central a carbón son aproximadamente 40 meses, entonces para fines de 2015 o principios de 2016 estaría en operaciones”, dijo.


El resto de las unidades se irá agregando en la medida que MPX suscriba contratos de suministro eléctrico con los proyectos mineros que entrarán en operaciones en la zona a partir de 2014 y los cuales sumarán una demanda de energía de al menos 1.000 MW.


Listek indicó que actualmente se encuentran en negociaciones con dos compañías mineras en la zona para abastecerlas de energía, acuerdos que podrían estar firmados a fines de año.


Los principales consumos en la zona serían los de los yacimientos El Morro, de GoldCorp; Cerro Casale, de Barrick, y Relincho, de Teck, todos ellos con demandas por sobre los 200 MW cada una.


Para cubrir una parte de esta demanda, MPX estima que tendrá en operación comercial al menos tres centrales hacia el 2020. El plazo de construcción estimado para el complejo en su totalidad es de 15 años.


“Existe la demanda, los proyectos mineros tienen sus tiempos de maduración, también tienen que hacer sus procesos de permisos ambientales, tenemos que tener un poco de paciencia e ir discutiendo eso con las empresas que hay”, dijo.


Listek señaló que la primera unidad tendrá un costo estimado de US$ 1.000 millones y será la más cara de todas, pues con ella se deberán hacer inversiones en la línea de transmisión -que costará unos US$ 100 millones y tendrán una extensión de 50 kilómetros-, movimiento de tierras y los equipos necesarios para cumplir con la norma de emisión de material particulado (PM 10), dióxido de azufre (SO2) y NOx. El resto de las unidades requerirá inversiones de menor cuantía.


“Los costos (de construcción) bajan con la entrada de nuevas unidades, porque la línea de transmisión hay que construirla con la primera central, para la segunda se utiliza la misma línea, el movimiento de tierra, instalaciones de administración, sala de control, todas esas cosas hay que construirlas con la primera unidad”, dijo.


El puerto, que tendrá un calado de 25 metros y estará ubicado a 100 metros de la costa, estaría en operaciones a fines de 2014 o principios de 2015. El terminal tendrá un costo de US$ 300 millones.


Proyectos solares


Castilla, a través de su recién creada filial de energías renovables (MPX energías renovables de Chile), desarrollará también en paralelo proyectos solares en la Región de Atacama. Para ello se encuentra realizando estudios en conjunto con la Asociación de Energías Renovables (Acera) y la autoridad regional. Listek indicó que la intención es repetir la experiencia de la firma en Brasil, donde ya funciona un parque solar. MPX estima desarrollar proyectos solares por unos 200 MW en la zona, con inversiones de al menos US$ 400 millones. “Cuando comience a operar Castilla, queremos estar con los proyectos de energía renovable operando”, dice.