*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 3

Propuesta sobre uniones de hecho abre debate en la UDI

Personeros encargados de redactar documento en el gremialismo apuestan por flexibilizarlo, para abrir negociación con La Moneda.

por
Michelle Chapochnick
Propuesta sobre uniones de hecho abre debate en la UDI

En los últimos días comenzaron a surgir las primeras diferencias al interior de la UDI, en torno a la propuesta que el partido hará al gobierno para la regulación de las uniones de hecho, tanto heterosexuales como homosexuales.


El texto -que está siendo redactado por un líder histórico del partido, Gabriel Villarroel, y el diputado Cristián Letelier- plantea una postura más flexible respecto de la que se había conocido con anterioridad.


El documento se denomina Pacto de Acuerdo Recíproco (PAR) y establece que las parejas que cohabiten por más de un año podrán firmar un pacto de convivencia y asistencia recíproca a través de una escritura pública, que tendrá efectos patrimoniales, previsionales y de herencia entre los contrayentes.


La iniciativa se diferencia de planteamientos más conservadores, que apuntan a regular la convivencia entre dos personas sin diferenciar si se trata de una pareja, amigos o familiares que vivan bajo el mismo techo. Esa idea ha sido leída como un intento por no dar ningún tipo de reconocimiento a las parejas homosexuales, y es suscrita por los diputados Gonzalo Arenas, Arturo Squella y Giovanni Calderón, entre otros, quienes forman parte del equipo que junto a Letelier y Villarroel comenzaron a trabajar en la iniciativa que llevará la UDI a La Moneda.


“Lo que nosotros queremos es un pacto que no tenga ninguna connotación afectiva o sexual, porque se le estaría reconociendo un carácter de familia”, señala Arenas.


Desencuentros con Palacio


El PAR ha sido interpretado en el oficialismo como un intento de llegar a acuerdo con el gobierno, tras una larga historia de desencuentros en la materia. Desde que Sebastián Piñera lanzó, en plena campaña, la idea de regular las uniones de hecho, la UDI mostró sus reparos. Estos no cambiaron una vez que se produjo el cambio de gobierno. De hecho, las presiones del gremialismo sobre el Ejecutivo impidieron que el Presidente anunciara un proyecto sobre el tema, el 21 de mayo del 2010 y del 2011.


A comienzos de junio y ante negociaciones de La Moneda con la Concertación, 35 diputados UDI mandaron una carta crítica al gobierno, lo que marcó un punto de inflexión en las relaciones entre el gremialismo y Palacio. Desde entonces, La Moneda cambió su estrategia y se ha juntado con los diferentes actores de la Alianza para analizar el tema.


Mientras en Palacio afinan la propuesta final, Villarroel y Letelier alistan el documento para exponerlo ante la directiva de la UDI. En la presentación, programada originalmente para mañana, tienen pensado anexar las observaciones hechas por Squella y Arenas.