*

Edición Impresa Cambiar fecha
Opinión / Pág. 8

Priorizar el gasto social

Señor director: El carta publicada el jueves, el ex seremi de Educación del gobierno del ex Presidente Piñera, Alan Wilkins, entrega cifras dramáticas de la realidad social actual de nuestro país y recomienda, por lo tanto, “priorizar el gasto social” y no invertir en una reforma educacional profunda. Las cifras que se presentan son certeras, […]

Señor director:

El carta publicada el jueves, el ex seremi de Educación del gobierno del ex Presidente Piñera, Alan Wilkins, entrega cifras dramáticas de la realidad social actual de nuestro país y recomienda, por lo tanto, “priorizar el gasto social” y no invertir en una reforma educacional profunda.

Las cifras que se presentan son certeras, mas su análisis yerra en las causalidades: esas estadísticas de desigualdad son el resultado de un sistema educacional que hace crisis por su falta de calidad e inclusión. Transformar la educación en un derecho social es el mejor camino para que esas cifras también cambien.

Felipe Melo
Seremi de Educación RM

Edición Impresa Cambiar fecha
Opinión / Pág. 8

Priorizar el gasto social

Señor director: Cuando se discute una reforma educacional que considera gastar miles de millones de dólares en comprar edificios y buscar una igualdad que no ayudará a formar un país mas equitativo, quiero recordar a muchos chilenos anónimos que requieren apoyo urgente y que nunca entenderán el porqué de tanta postergación. Sólo en temas relacionados […]

Señor director:

Cuando se discute una reforma educacional que considera gastar miles de millones de dólares en comprar edificios y buscar una igualdad que no ayudará a formar un país mas equitativo, quiero recordar a muchos chilenos anónimos que requieren apoyo urgente y que nunca entenderán el porqué de tanta postergación.

Sólo en temas relacionados con educación tenemos 5,2 millones mayores de 18 años que no han terminado cuarto medio, siendo que la mayor cantidad de trabajos exige estudios escolares completos, y más de 100 mil niños desertores del sistema escolar con sólo cinco mil cupos al año en programas para reinsertarlos. Cómo olvidar las 170 mil familias que viven en guetos de pobreza sólo en la Región Metropolitana y las 380 mil familias que viven en viviendas precarias de menos de 45 metros cuadrados. Para el final he dejado la realidad de los más de 300 mil drogadictos para los cuales tenemos menos de 40 mil cupos anuales para rehabilitarse.

Son cifras más que suficientes para demostrar la importancia de priorizar nuestro gasto social.

Alan Wilkins
Ex seremi de Educación RM