*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 8

Piñera apura proyectos sociales y zanja posnatal de seis meses

Presidente optó por fórmula que fija un posnatal de seis meses con carácter obligatorio para el 80% de mujeres y voluntario para el grupo de mayor ingreso.

por
J. M. Wilson y M. J. Pavez
Piñera apura proyectos sociales y zanja posnatal de seis meses

Sin acuerdo entre los ministros terminó la reunión-almuerzo, que se prolongó por dos horas en La Moneda, donde el Presidente Sebastián Piñera pretendía dejar zanjado el proyecto sobre extensión del posnatal.


Pero el Mandatario tenía apuro. En vista del clima tenso del encuentro, Piñera ordenó a sus ministros continuar la reunión en Hacienda y regresar a las 20 horas a La Moneda.


Sólo pasadas las 21.30 terminó la segunda cita en Palacio. A esa altura ya estaba clara la decisión del Jefe de Estado: fijar un posnatal de seis meses con carácter obligatorio para el 80% de fuerza laboral femenina.


El mecanismo, que fue defendido en la cita por las ministras del Sernam, Carolina Schmidt, y del Trabajo, Evelyn Matthei -quien obtuvo su primer triunfo político al interior del gabinete-, contempla, sin embargo, una excepción. El 20% de las mujeres con mayores ingresos, que ganan más de $ 650 mil, podría renunciar voluntariamente sólo a partir del cuarto mes a la licencia, a cambio de una jornada parcial hasta el sexto mes.


A juicio de algunos altos funcionarios, la medida cumple la promesa de campaña de Sebastián Piñera, que ya había sido cobrada por la oposición, en vista de la postura impulsada por el Ministerio de Hacienda de hacer un posnatal flexible de “hasta seis meses”, pero no necesariamente “de seis meses”.


Aunque a la salida de la cita Matthei y Schmidt señalaron que el proyecto aún no estaba completamente listo, expresaron su satisfacción por el perfilamiento de la medida.


“Hay unos detalles que hay que pulir. Obviamente que ha habido avances importantes”, dijo Matthei cautelosa.


Más entusiasta con las conclusiones de la cita se mostró el titular de Salud, Jaime Mañalich, quien según fuentes gubernamentales se alineó con la tesis de las ministras. “Salió humito blanco. Tenemos un gran proyecto para los niños y las madres de Chile”, dijo sonriente el médico.


A ambos encuentros de ayer en Palacio también asistieron los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, su subsecretario, Rodrigo Alvarez, quienes abandonaron La Moneda sin ánimo de hacer declaraciones. Ambos habían defendido infructuosamente la idea de que las mujeres pudieran optar por regresar a su trabajo en el cuarto o quinto mes a cambio de un incentivo económico.


Altos funcionarios de La Moneda señalan que ampliar el posnatal y reducir la cotización del 7% en salud para los jubilados son las promesas más populares del programa de Piñera, y serán las principales armas para contrarrestar la inminente caída de la aprobación en las próximas encuestas.


Después de la baja registrada en anteriores estudios por la crisis del fútbol y las manifestaciones en Magallanes, en el gobierno ya dan por descontado el efecto negativo que tendrá la polémica por la intendenta Jacqueline van Rysselberghe.


El apuro de Piñera por dejar zanjado al menos el posnatal también se debe a la agenda que tendrá en los próximos días, pues el lunes iniciará una gira por Europa y Medio Oriente.