*

Edición Impresa Cambiar fecha
/ Pág. 18

Más de 52 mil son los migrantes que viven en condición vulnerable en la Región Metropolitana

El idioma, falta de acceso a asistencia básica y bajos ingresos son las mayores barreras que enfrentan.

por
C. Palma y X. Bertín

La migración hacia Chile ha crecido a un ritmo de 5.900 visas anuales adicionales entre el 2002 y el 2011, pasando de 40 mil personas a más de 95 mil. Hoy viven 370 mil extranjeros de manera regular en el país, situación que lo posiciona como una nación de acogida y oportunidades para los extranjeros, en especial los provenientes de países cercanos. De hecho, entre 2010 y 2011, 1.189 personas terminaron sus trámites de nacionalización. “Chile es un país donde se puede desarrollar un proyecto de vida”, ha dicho el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, principal responsable de la política migratoria chilena.


Sin embargo, no todos quienes decidieron venir al país viven en buenas condiciones. Cifras de esa subsecretaria indican que el 65% de los extranjeros que residen de manera legal en Chile lo hacen en la Región Metropolitana. De ellos, 52.459 son extranjeros calificados por el gobierno como migrantes vulnerables.


La categorización depende de la ficha social que las asistencias sociales de cada municipio aplica a los ciudadanos foráneos y que mide la vulnerabilidad producto del desconocimiento del idioma, el nivel de ingresos y el acceso a programas sociales de protección del gobierno.


Estas condiciones de precariedad en que viven quienes deciden radicarse en Chile (en forma voluntaria o como refugiados) son también una preocupación para la Iglesia. En la misa del Día del Migrante, celebrada ayer en la Parroquia Italiana de Providencia (actividad organizada por el Incami, Instituto Católico Chileno de Migración), el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, llamó a la sociedad chilena a acoger a los extranjeros, entregándoles condiciones dignas para que puedan desarrollar sus proyectos de vida en Chile. En la oportunidad, representantes de 27 países participaron en la actividad con sus trajes y comidas típicos, para fortalecer lazos de integración. Para el vicepresidente del Incami, Denilso Bortolotto, el principal desafío lo tienen los inmigrantes ilegales para acceder a los servicios de trabajo, salud, educación y vivienda. “Estos servicios para el migrante, y sobre todo para aquel que se encuentra en situación irregular, son aún mas difíciles. Por eso, desde el Incami siempre promovemos que puedan tener toda la información para que accedan a sus documentos y a la bolsa de trabajo que es una forma de integración digna y no de la caridad”.


Ubicación por comuna


Las comunas que concentran a la mayor cantidad de migrantes vulnerables son Santiago, con 23.276 (26,1% del total); Recoleta, con 5.855 (6,6%); Independencia, con 4.796 (5,4%), y Estación Central, con 3.784 (4,2%), que en conjunto representan el 42% de las personas extranjeras vulnerables de la Región Metropolitana. Le siguen Peñalolén (1.892), La Florida (1.730), Quilicura (1.719), Quinta Normal (1.646), Conchalí (1.593), Maipú (1.565), Colina (1.242) Puente Alto (1.234), Lo Prado (1.067) y Macul (1.060).


El gobierno ha sido claro en decir que se debe aprovechar la llegada de migrantes y potenciar el vínculo de los chilenos en el exterior. En 2010 se aprobó la Ley 20.430, que mejoró la protección de los 1.676 refugiados que viven en Chile. Un año después, la Ley 20.507 tipificó los delitos de tráfico ilícito de migrantes y trata de personas, estableciendo normas preventivas y persecutorias. En 2011 hubo 25 detenidos por este delito. Pero no es todo, hace unas semanas, el subsecretario firmó el convenio “Asistencia a Migrantes Vulnerables” con las municipalidades de Santiago, Recoleta, Estación Central y el Servicio Jesuita al Migrante. Son $ 128 millones para asesorar a los extranjeros en vivienda, salud, educación, asistencia social, tramitación de documentos y capacitación.


Para Rodrigo Ubilla, “esto muestra el compromiso del gobierno para ir en ayuda de aquellas personas que, por diversas razones, han tenido que salir de su país y han encontrado en Chile un lugar de acogida”. Próximamente, el gobierno ingresará al Congreso el proyecto de ley de migraciones que establecerá una nueva institucionalidad y flexibilidad en materia de residencia temporal, dependiendo de si la persona es trabajador, estudiante o temporero, entre otras.