*

Edición Impresa Cambiar fecha
Tendencias / Pág. 10

Los secretos matemáticos que esconden Los Simpsons

Es uno de los programas más populares de la televisión mundial, pero pocos conocen su lado más nerd. Un grupo de científicos de renombre se ha encargado por casi 25 años de crear y revisar los guiones de la serie, cargados de ciencia y sofisticadas matemáticas.

por
Jennifer Abate C.
Los secretos matemáticos que esconden Los Simpsons

VEINTICINCO premios Emmy, su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y el nombramiento de la popular revista Time como “la mejor serie del siglo XX”. Los Simpsons no necesitan presentación. Sin embargo, un libro publicado esta semana repasa uno de los aspectos más desconocidos de la serie animada, que lleva casi un cuarto de siglo al aire. En Los Simpsons y sus secretos matemáticos (Bloomsbury Publishing), el físico y escritor Simon Singh devela la intrincada maraña científica que suele pasar inadvertida, pero que se esconde tras cientos de episodios que buscan no sólo hacer reír, sino también exponer juegos matemáticos a la audiencia más atenta.


¿Por qué? Fácil. Muchos de los escritores y creativos tras Los Simpsons provienen del mundo de la ciencia, que tratan de introducir en la serie cada vez que tienen la posibilidad. Sus nombres ya son reconocibles para los fanáticos, pero no sus pergaminos: J. Stewart Burns es magíster en Matemáticas de la Universidad de Berkeley, David S. Cohen es magíster en Ciencias Computacionales del mismo plantel, Jeff Westbrook es doctor en Ciencias Computacionales de la Universidad de Princeton, Al Jean es matemático de la Universidad de Harvard y Keen Keeler es doctor en Matemática Aplicada de la misma universidad.


Es cierto, los dibujos animados son un curioso destino para algunas de las mentes más brillantes de Estados Unidos, que después de explicar el giro en sus carreras, han debido enfrentar la más típica pregunta: ¿Por qué, si se querían dedicar a la comedia, no eligieron cualquier sitcom con personajes reales? Al Jean lo tiene claro: “Cuando era adolescente odiaba la ciencia experimental porque era terrible en el laboratorio y nunca podía obtener los resultados correctos. La ciencia teórica y las matemáticas eran diferentes”. De acuerdo a Jean, la diferencia entre las ciencias y las matemáticas es parecida a la que existe entre escribir para una serie con personajes reales y una serie animada. “Creo que una serie con personas reales es como la ciencia experimental, debido a que los actores hacen lo que quieren hacer y tú tienes que amoldarte a eso. La animación es más parecida a las matemáticas puras, ya que tienes el control sobre el matiz de cada línea y cómo ellas se presentan. Podemos tener el control sobre todo. La animación es el universo de un matemático”.


A continuación, algunos de los más recordados acertijos matemáticos de la serie.