*

Edición Impresa Cambiar fecha
Tendencias / Pág. 34

Los proyectos tras los emprendedores chilenos que van a Silicon Valley

A través de la iniciativa Global Connection de Corfo, nueve empresas tecnológicas estarán tres meses en la cuna de los proyectos digitales.

por
Axel Christiansen
Los proyectos tras los emprendedores chilenos que van a Silicon Valley

El ambiente en la biblioteca de la Corfo era como la final de un reality: 31 personas vestidas de azul estaban sentadas a la espera de los resultados del primer Global Connection, un concurso desarrollado en conjunto por Corfo -a través de InnovaChile- y Plug and Play Tech Center, una organización de Silicon Valley dedicada a incubar y mejorar el desarrollo de emprendedores digitales.


Finalmente, nueve fueron los proyectos tecnológicos seleccionados, cuyos creadores estarán tres meses en Silicon Valley aprendiendo en terreno las técnicas para convertirse en el primer “Mark Zuckerberg” chileno.


Todo es móvil


Gonzalo Torrealba es uno de ellos. Postuló con su proyecto iKwest, un sistema que crea juegos de geolocalización al estilo de “la búsqueda del tesoro” que está pensado para celulares. A la fecha, más de 2.500 personas ya lo han usado.


El sistema puede usarse con fines turísticos -para aprender de una ciudad-, en capacitaciones -fomentando el trabajo en equipo- e incluso, con fines educativos.


Sus planes en EE.UU. son poder generar clientes internacionales y también aprender el proceso con el que trabajan estas empresas en el mercado grande. ¿Su meta? Lograr 30 millones de dólares para el 2014.


ClickMart, representado por Vladimir Tirado, también es un sistema que utiliza los celulares, pero para poder comprar. El sistema en la actualidad permite, desde un iPhone o Android, utilizar un lector de códigos para obtener información de un producto, desde datos nutricionales, hasta comentarios hechos por otros consumidores.


En esta oportunidad, dice Tirado -con experiencia en cinco proyectos de emprendimiento-, la suerte estuvo de su lado para poder ganar el concurso. “Nos ayudó mucho que dos semanas antes tuvimos que hacer una presentación a un experto en inversiones de Estados Unidos, y todo en inglés, lo que colaboró en mejorar nuestra presentación”, dice.


Para el futuro esperan implementar un sistema para poder comprar directamente desde la aplicación, experiencia que buscan lograr en Silicon Valley.


Y es que el comercio fue una de las áreas más impulsadas por este premio. Arcaris, representada por Oscar Giraldo y Ariel Codiviola, y ClickFono, de Nicolás Brenner y Sebastián Ojeda, son sistemas que incorporan la posibilidad de realizar o recibir llamadas para atender al cliente desde internet. Mientras la primera ha tenido como clientes a Hoteles Australis o la Universidad San Sebastián, la segunda ha logrado incorporar su sistema en los sitios de VTR, Entel y Falabella.


Desde Valparaíso, la empresa Gled se ha dedicado a crear experiencias de realidad aumentada aplicadas a marcas como Chocapic, Intel y Rexona. Con dos años y medio en el emprendimiento, el objetivo, según Aníbal Valencia, será “levantar capital y formar lazos estratégicos”.


SmartBox TV, representada por Juan Pablo Buscaglione, también ha sido un caso de éxito: su método para crear aplicaciones para sistemas de televisión con internet ha sido adoptado por Movistar en Chile y pretende imponerse en un mercado de 55 millones de usuarios.


El resto de los proyectos premiados fue Internet Libre, un servicio que busca dar acceso a internet sin necesidad de contratos; Ubiqq, un sistema creado para realizar videoconferencias a través de internet, y Monkey Contact, que organiza las listas de contactos para luego sincronizarlas en diferentes dispositivos.