*

Edición Impresa Cambiar fecha
Mundo / Pág. 53

La historia detrás de la foto del beso en medio del caos en Vancouver

Un joven australiano trataba de calmar a su novia herida en medio de los disturbios que se generaron tras la final de la liga de hockey.

por
Pablo Rodillo M.
La historia detrás de la foto del beso en medio del caos en Vancouver

La foto dio la vuelta al mundo. En ella, se muestra a un hombre y una mujer besándose en el suelo en medio de los violentos disturbios que se produjeron en la ciudad de Vancouver, Canadá, tras la final de la liga norteamericana de hockey sobre hielo el miércoles en la noche.


La imagen, tomada por el fotógrafo Rich Lam de la agencia Getty, muestra el sorprendente contraste de la batalla entre seguidores del equipo canadiense Canucks (que perdió la final), policías antidisturbios y el beso de la pareja, que muchos llegaron a sospechar de que se trataba de un montaje muy bien logrado.


Pero, finalmente resultó que la foto y el beso eran reales. La prensa canadiense identificó ayer a los jóvenes protagonistas de la escena. Se trata de la canadiense Alex Thomas, graduada de ingeniería de la Universidad de Guelph en Ontario, y su novio australiano Scott Jones (de 29 años), originario de la ciudad de Perth y que lleva seis meses en Vancouver trabajando en bares como comediante.


Entrevistado por la televisión pública canadiense CBC, el padre del joven contó desde Australia que su otro hijo fue quien reconoció a Scott en la foto que circuló por internet. Luego lo llamó a Canadá y le explicó que en medio de los disturbios sólo atinó a tratar de calmar a su novia, que lloraba desesperada tras quedar herida.


“Scott sólo buscaba consolarla, y al hacerlo la besó en la boca para calmarla, diciéndole que todo iba a salir bien”, contó el padre del joven a la prensa canadiense.


Según dijo, la pareja de pololos había asistido al partido de hockey quedando atrapada entre los manifestantes y la policía después de salir del estadio. Ella recibió un golpe que la hizo caer y sufrió una contusión en la pierna. “Ese es mi niño. Siempre ha vivido en su propio mundo. Nunca está conectado con lo que pasa a su alrededor”, agregó el padre al explicar el actuar de Scott. El fotógrafo contó que en un primer momento no percibió que se trataba de una pareja besándose y creyó que se trataba de heridos. “Fue mi editor el que se dio cuenta tras revisar las imágenes”.