*

Edición Impresa Cambiar fecha
Cultura&Entretención / Pág. 92

Juan Villoro ambienta nueva novela en el Caribe

En febrero llega Arrecife por editorial Anagrama. Es la historia de un ex rockero que instala un resort entre el sudor y el horror.

por
Javier García
Juan Villoro ambienta nueva novela en el Caribe

El 2011 para Juan Villoro fue un año redondo y sobre todo tranquilo. El 2010 se inició para el escritor y periodista mexicano la madrugada del 27 de febrero. Estaba en el séptimo piso de un edificio en Santiago y vivió el intenso terremoto.


Del asombro y la experiencia nació el libro 8,8: el miedo en el espejo. Publicado por Ediciones Universidad Diego Portales, en enero del año pasado, Villoro ha tenido una inesperada recepción de su crónica. “El miedo, el accidente y los desastres de la Tierra son temas que interesan en todas partes”, dice, y agrega: “Pensé que ese libro no sería más que un desahogo personal”. Sin embargo, 8,8: el miedo en el espejo ya tiene ediciones en Argentina, Venezuela, México y España.


Después de una serie de viajes presentando el ejemplar, el autor de la novela El testigo (Premio Herralde 2004) pasó una temporada en Estados Unidos como profesor en la Universidad de Princeton. “Lo mejor fue perderme en la infinita biblioteca Firestone”, cuenta, y confiesa que en su cátedra hizo leer a sus alumnos la novela Estrella distante, de su amigo Roberto Bolaño. “La respuesta fue entusiasta”, cree, y concluye: “El autor de primera fila que fue Bolaño ha encontrado un público amplísimo en Estados Unidos”.


De Princeton salieron también otras novedades. “La estancia tuvo un saldo curioso”. El resultado se llama Berlín dividido, impreso en EE.UU. por Brutas editoras, sello de la escritora chilena Lina Meruane. El volumen es parte de una colección de libros de viajes. Villoro lo escribió junto a la narradora argentina Matilde Sánchez y recrea sus estadías en la capital alemana. “Son dos miradas de una ciudad partida”, dice el mexicano, y precisa: “Matilde estuvo en Berlín en 1986 y yo del 81 al 84. Ella en la parte Occidental de la ciudad y yo en la Oriental”. Años en los que Villoro fue agregado cultutal de la embajada de México en Alemania.


Hace tres semanas y con Berlín dividido en la maleta, Juan Villoro regresó a México. Sin embargo, otro libro lo llevará otra vez de viaje. En febrero se publicará su nueva novela, Arrecife, tras siete años sin editar una narración por el sello español Anagrama. Ahora volverá en ediciones simultáneas. Arrecife llegará en febrero a librerías de España, Argentina y México. Su editor, Jorge Herralde, ya había dado algunas pistas en la pasada Feria del Libro de Guadalajara: “Es una novela muy enloquecida, con mucho ritmo y muy original”.


El autor de ensayos sobre fútbol, Shakespeare, rock y creador de historias infantiles; el traductor de los aforismos de Lichtenberg y fanático de la música de los Rolling Stones adelanta en una frase el argumento de Arrecife: “Es una antiutopía ubicada en el Caribe”. Y el protagonista “es un ex músico de rock, quien funda un resort con extraños programas de entretenimiento: un paraíso que incluye cierta dosis de crueldad”.


Su autor va más allá y dice que en su nueva obra, de unas 200 páginas, hay ciertos placeres que superan el idílico paisaje, “algo tienen de daños elegidos” relata, y agrega: “Naturalmente, algo sale mal y por eso existe el libro”.


El 2007, Villoro publicó su última novela por editorial Interzona. Llamadas de Amsterdam relata una fallida historia de amor con el DF mexicano en la trastienda sentimental. Si hay rastros de esta última entrega con Arrecife, Villoro señala: “Son muy distintas en lo que toca a los temas, los escenarios, pero inevitablemente hay una personalidad común, cierta ironía, gustos a los que no puedo renunciar”.