*

Edición Impresa Cambiar fecha
/ Pág. 24

Instalan simulador de camión minero en liceo de Alto Hospicio

Los alumnos podrán aprender a maniobrar el vehículo, con capacidad para 300 toneladas.

por
Alejandra Lobo
Instalan simulador de camión minero en liceo de Alto Hospicio

Un costo superior a $ 380 millones tuvo un moderno simulador de camión 930-E, con capacidad de hasta 300 toneladas de carga que fue instalado en el Liceo Bicentenario Minero Juan Pablo II, de Alto Hospicio, en la Región de Tarapacá. Esta iniciativa transformó al establecimiento educacional del sector público en el único en todo el mundo que cuenta con este tipo de equipamiento.


El simulador posee escenarios virtuales que sitúan al estudiante en la mina Rosario, de la Compañía Inés de Collahuasi, desplazándose por las rutas y enfrentando diversos eventos que podrían generarse en las operaciones como, por ejemplo, nieve, lluvias y rocas en el camino.


Además, el aparato cuenta con kits de conversión para palas, camionetas y bulldozer, entre otros.


César Gavilán, director del liceo, señala que “los alumnos podrán realizar sus aprendizajes con tecnología de punta, en talleres con energías convencionales renovables y con equipamiento minero, lo que nos permiten ubicarnos como el establecimiento en la Región de Tarapacá con el mejor estándar de educación”.


Jaime Arenas, en tanto, gerente de la Fundación Educacional Collahuasi, asevera que el equipo incorporado cuenta con la más alta tecnología a nivel mundial.


“Se trata de un simulador de fabricación australiana, con tecnología de punta para poder entrenar a personas en el manejo de camiones de alto tonelaje. Los alumnos tendrán los mismos escenarios virtuales que les tocará enfrentar en el futuro, aprender normas de seguridad y coordinarse con las operaciones de una mina. Esta es la manera más efectiva de anticiparse en su formación”, precisa.


Arenas asegura que “la misma empresa australiana que nos dotó del simulador nos ratificó que es el único colegio en el mundo que cuenta, de manera permanente, con este tipo de equipo. Este es un tremendo potencial para conectar al colegio con los requerimientos de formación que plantean actualmente las empresas mineras”, argumenta.


En esa misma línea, el alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, dice que el equipamiento es una contribución sustantiva al proceso educativo. “Este colegio pasó de ser un liceo con poca matrícula y bajo rendimiento a estar ubicado, ahora, dentro de los 10 mejores colegios de Tarapacá y contar con los mejores equipamientos a nivel mundial, lo que es un aporte para nuestros alumnos y para su formación a futuro”, dice.


El simulador será empleado, principalmente, en las prácticas de la carrera técnico profesional de explotación minera.