*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 14

Ingeniero comercial chileno muere baleado durante asalto en EE.UU.

Adolfo Celedón Bravo fue asesinado por disparos realizados por una pandilla, la madrugada del domingo.

Un asalto, que terminó en crimen, es la tesis que maneja la policía de San Francisco, EE.UU., para explicar el homicidio del ingeniero chileno Adolfo Celedón Bravo, ocurrido la madrugada del domingo, a metros de su hogar en Berkeley, California, Estados Unidos.


El profesional, que ese día cumplía 35 años, había llegado a la ciudad en febrero pasado para vivir con su novia Amber, una joven norteamericana recién graduada de Arquitectura de la universidad de California, Berkeley, a quien conoció hace dos años en Chile.


Las horas previas al crimen, Celedón había estado en una fiesta celebrando su cumpleaños.


Pasadas las 3.00, se retiró del lugar junto a su novia. Mientras caminaban por la esquina de Adeline y Emerson, cerca de la estación de metro Bart de Ashby, desconocidos los abordaron para robarles.


Los antecedentes que maneja la policía de San Francisco indican que uno de los asaltantes disparó en varias ocasiones a Celedón. Tras ello, los agresores huyeron en un vehículo. La novia del profesional chileno también fue agredida con golpes y sufrió heridas de menor consideración.


El chileno fue asistido por personal de salud y fue llevado en una ambulancia al Highland Hospital de Oakland donde, pese a los intentos por reanimarlo, falleció.


La familia del profesional fue informada del hecho y el lunes pasado su padre y sus hermanas llegaron hasta San Francisco para iniciar los trámites de repatriación de su cuerpo, que permanece en la morgue local.


Consulado


El vicecónsul del consulado chileno en San Francisco, Marcelo Palominos, lamentó el hecho e indicó que están apoyando a la familia del profesional. Agregó que las autoridades diplomáticas chilenas están en coordinación con la policía.


“El consulado, desde que tomó conocimiento, está abocado a agilizar las gestiones para que la familia pueda tener la mayor celeridad en el proceso de repatriación del cuerpo, que, de acuerdo a los protocolos de acá, demora al menos 10 días”, añadió Palominos.


El “Fito” como lo conocían sus cercanos pensaba casarse el próximo año con su novia, según contó a La Tercera Claudio Garretón, amigo y compañero de carrera del ingeniero en la universidad Gabriela Mistral.


Perfil


Tras titularse , Celedón trabajó en la filial chilena de la empresa IBM. Sin embargo, al tiempo abandonaría el puesto. Con posterioridad realizó estudios de actuación y, junto con ello, optó por viajar por distintos países de Latinoamérica.


“De alguna forma no le gustó el sistema de vida que llevaba como ingeniero y quiso dar un giro a su vida y se dedicó a la actuación”, contó Garretón.


Fanático de la Universidad Católica y de Boca Juniors, el profesional chileno pasó sus últimos días realizando talleres de teatro en un centro comunitario de Berkeley.


“La última vez que conversamos, me contó que se casaría el próximo año. Le gustaba ayudar a la gente… fue una persona que siguió un sueño y eso lo llevó a vivir sus últimos días feliz”, contó Garretón.


La Policía de San Francisco trabaja en aclarar el caso. Sin embargo, hasta ayer no habían detenidos.