*

Edición Impresa Cambiar fecha
Opinión / Pág. 8

Índice de Calidad de Vida y las regiones

Señor director:

Que Las Condes, Vitacura y Providencia se situaran una vez más como las comunas con mejor calidad de vida según el Índice de Calidad de Vida Urbana, ICVU, no fue lo llamativo . Tampoco que se constatara, una vez más, la brecha de bienestar existente entre diferentes sectores de la capital y del país.

Sí sorprendió positivamente que, por primera vez,  entre las 10 mejores comunas hubiera un número similar del área metropolitana y de  regiones. 

Más allá de estos informes,  mientras no se solucionen problemas estructurales de planificación, coordinación y ejecución urbana, los datos seguirán siendo más o menos los mismos: habrá comunas que mejorarán, como Valdivia y Osorno, pero en lo medular, los resultados seguirán mostrando brechas enormes.

Las esperanzas de un cambio radical de estos resultados sólo pueden encontrarse en la nivelación dada por nuevas obras de infraestructura; la aplicación correcta de la Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU), de los estándares de diseño que se están estudiando y, eventualmente, de las atribuciones que podrían entregarse al sector público en los ámbitos urbanos y territoriales a partir de una reforma constitucional. 

Como ejemplo de los alcances de esto cito el artículo 47 de la Constitución española: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”.

No deja de sorprender el mandato explícito en la regulación de la especulación y la participación de las plusvalías.  De no aprovecharse estas oportunidades, los casi cinco millones de chilenos que viven hoy en lugares con deficiente calidad de vida urbana, según el ICVU, se mantendrán penosamente estables.

Ricardo Abuauad
Director Escuela de Arquitectura
Universidad Diego Portales