*

Edición Impresa Cambiar fecha
Mundo / Pág. 18

Gleisi Hoffmann, la abogada que quiso ser monja

La nueva ministra es considerada como una eficiente gerenta, tal como pasaba con Rousseff.

La senadora Gleisi Hoffmann, quien en su juventud quiso ser monja y terminó militando en el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), asumió ayer el cargo de jefa de gabinete, en el que sustituye a Antonio Palocci, quien dimitió acosado por sospechas de corrupción.


Abogada de 45 años y especializada en Administración Financiera, Hoffmann está casada con el actual ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva, lo cual supone un caso inédito para Brasil, que por primera vez tendrá a un matrimonio en el mismo gabinete ministerial.


La nueva ministra es considerada una eficiente gerenta, tal como pasaba con la propia Rousseff cuando en 2003 pasó a integrar el gobierno de Lula.


En su juventud quiso ser monja, pero la frustró el rigor de su padre. Comenzó a militar, entonces, en grupos estudiantiles de izquierda y se afilió al PCdoB, del que pasó en 1989 al PT.