*

Edición Impresa Cambiar fecha
País, Portada / Pág. 2

Fiscalía abre investigación e incauta documentos de minera por accidente en Copiapó

El fiscal del caso se constituyó en las oficinas de la empresa con personal de Investigaciones.

por
Jorge Ramírez y Andrés López
Fiscalía abre investigación e incauta documentos de minera por accidente en Copiapó

A cinco días de ocurrido el accidente en la mina San José, de propiedad de la empresa minera San Esteban Primera, el fiscal jefe de Caldera, Gabriel Meza, ha realizado una serie de diligencias para esclarecer eventuales responsabilidades.

Una de éstas fue incautar documentos desde las oficinas de la minera para revisar antecedentes referentes a su funcionamiento, los turnos, los trabajadores y los permisos de operación.

El fiscal confirmó a La Tercera que se comunicó con los ejecutivos de la firma, quienes “han ayudado y cooperado en todo. Todo fue voluntario, fue lo más transparente. Es una incautación”.

Meza anunció que una vez que se materialice el rescate, interrogará a los ejecutivos de la empresa, así como a funcionarios de los organismos fiscalizadores como Sernageomin. “El director nacional me ha dado todas las facilidades para poder esclarecer estos hechos”, agregó. También detalló que planea interrogar a jefes de turno, capataces, ingenieros, prevencionistas de riesgo, geomecánicos y calculistas. Al respecto, el fiscal nacional, Sabas Chahuán, dijo que “cualquier negligencia en la cadena de resguardo va a ser investigada por el Ministerio Público”. Precisó que se indaga un cuasidelito, en los que “normalmente no hay una prisión efectiva”.

Requerido sobre si firmó ayer un documento para iniciar un sumario administrativo, el ministro Laurence Golborne respondió: “Sí, obviamente se está trabajando en paralelo en varios frentes y, efectivamente, estamos trabajando en algunos temas de tipo regulatorio que están hoy en día cursándose. Hay algunas investigaciones que hay que realizar”. Los diputados UDI Giovani Calderón y Patricio Melero pidieron una comisión investigadora para determinar por qué la mina -que había sido cerrada en 2007- fue autorizada para funcionar en 2008. La firma ha debido enfrentar varios accidentes. El último, el 3 de julio, cuando un trabajador quedó herido al caerle una plancha metálica.

Ayer, el ex director regional de Sernageomin Anton Hraste dijo que “la jefatura de la empresa estaba consciente de que esa mina no tendría que haberse abierto nunca más (…). Bajo mi dirección, la mina quedó cerrada”, dijo a radio Maray.

La PDI, en tanto, realiza un catastro para chequear las identidades de los 33 mineros atrapados. Esto, debido a que podría sumarse a los trabajadores un operario boliviano.

Familias

Hasta ayer, cerca de 300 personas habían llegado hasta el pique. Se las arreglan como pueden. Algunos duermen en carpas y otros en sus vehículos, en espera de tener noticias de sus familiares y amigos.