*

Edición Impresa Cambiar fecha
Cultura&Entretención / Pág. 45

Estrenan documental que registra el último adiós al poeta Gonzalo Rojas

Todos somos poesía recoge una marcha de un grupo de jóvenes en homenaje al poeta.

por
Gabriela García
Estrenan documental que registra el último adiós al poeta Gonzalo Rojas

“Los verdaderos poetas son de repente: nacen y desnacen”. Este verso de Gonzalo Rojas fue el que envalentonó al colectivo poético Mal de Ojo cuando improvisó una marcha callejera por el escritor de Lebu. Era el 25 de marzo pasado y Rojas, de 93 años, se apagaba en una cama de hospital. Lejos de ahí, una decena de veinteañeros que suelen juntarse cada miércoles a conversar sobre literatura en bares santiaguinos, resintió la noticia. Y así, de improviso, Mal de Ojo decidió acompañar a Rojas en ese mal momento. “La idea fue darle un respiro al poeta cuando agonizaba, honrar su larga trayectoria y decirle al mundo que la poesía no muere”, explica uno de los integrantes del grupo, Emersson Pérez.


La forma que eligieron para manifestarse fue callejera. Ese día, los jóvenes imprimieron pancartas con el rostro del Premio Nacional de Literatura, pintaron a mano un lienzo y hasta fabricaron un tendedero de ropa en plena Plaza de Armas del que colgaban poemas de Rojas como El fornicio, Retrato de mujer, Rock para conjurar en el absoluto y Carta de un suicida.


A través de las redes sociales, convocaron a grupos jóvenes de cueca brava y a bailarines de danza contemporánea para participar del homenaje. Con un megáfono, además, invitaron a la gente a llevar su poema y leerlo a viva voz. La marcha por la salud del poeta partió a las 19 horas en el Metro Universidad de Chile, con 10 personas, pero a medida que avanzó por el Paseo Ahumada sumó más de 100. Al frente de la multitud, un joven vociferaba: “Gonzalo Rojas, todos somos poesía”.


Así se titula el documental que registró esa travesía. Grabado con una cámara handycam por Ricardo Maturana (28), se estrena el 6 de julio, a las 22 horas, en el Centro Arte Alameda. La cinta incluye también imágenes del funeral del poeta, fallecido el 25 de abril, un mes después del homenaje.


Poesía con sangre


Montada en tiempo récord por la propia productora de Maturana, Elefante 17, esta no es la biografía clásica de Gonzalo Rojas. Aquí la palabra la tienen los transeúntes que se unieron al tributo de forma espontánea y sus testimonios se mezclan con imágenes de trenes que parten para no volver. “La idea es que la gente que no estuvo presente en la marcha se haga partícipe en el momento en que vea la cinta”, dice.


“Pareces pájaro,/ y eres/ cólera/ porque tienes tus pétalos/ manchados/ por la sangre”. El poema Rotación y traslación del escritor fue interpretado por el poeta emergente Pablo Lacroix con una performance que causó polémica en Twitter. Envuelto en vendas ensangrentadas y con una foto de la cara de Rojas colgando de su cuello, Lacroix avanzaba por la calle y de pronto se tumbaba como un cadáver. A su lado, una joven vestida de luto tocaba una campanilla. “La idea era decir que aunque el cuerpo esté enfermo, la poesía sigue caminando, pero no faltaron los que lo encontraron mortuorio. Yo creo que el poeta se habría reído”, dice Maturana.


Gente recitando, niños con pancartas y curiosos mirando las contorsiones eróticas de una bailarina en una esquina aparecen en el documental, que se grabó paralelamente a una marcha mapuche que se realizó ese mismo día en el centro de Santiago. La película dura 50 minutos y cierra con el velatorio en el Museo Nacional de Bellas Artes. A los pies del féretro y tras el concierto de piano de Roberto Bravo, el colectivo Mal de Ojo grita por última vez: “Gonzalo Rojas, todos somos poesía”.