*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 32

Escasez hídrica se agudiza en Copiapó y afecta consumo domiciliario y agrícola

Vecinos denuncian cortes frecuentes de agua potable durante los últimos meses.

por
S. Fuentealba y C. Argandoña
Escasez hídrica se agudiza en Copiapó y afecta consumo domiciliario y agrícola

Noviembre comenzó con cortes periódicos de agua en Copiapó. A veces, el suministro llegaba a la una de la mañana y se iba a las siete. Los vecinos, sin embargo, alcanzaban a juntar algunos litros en bidones, botellas, tambores y hasta en lavadoras. A fines de febrero, el agua simplemente no llegó más, señala Susana Espinoza, una de las mujeres que la semana pasada se tomó el callejón Diego de Almagro.


“Hubo un momento en que nos cortaron tanto que no teníamos de dónde más sacar agua y no pasaba ni un camión aljibe. Era indigno como estábamos viviendo”, afirma la mujer.


El problema lo conocen de sobra en los distintos barrios de la ciudad. El Liceo José Antonio Carvajal, en su primer día de clases, debió despachar a las 13 horas a todos los alumnos y al personal porque no había suministro.


El asunto ya había sido advertido por los expertos del Dictuc y del Banco Mundial: vaciamiento sostenido del agua acumulada en los acuíferos y un déficit hídrico de hasta el 80% para la macrozona norte de aquí a 15 años.


Hoy, las consecuencias de la escasez las viven a diario los residentes de Tierra Amarilla, Nantoco, Punta Negra, Toledo y otras zonas cercanas a Copiapó, especialmente las dedicadas a la agricultura.


Bien lo sabe Ana María Ianni, quien el año pasado cultivó sólo 10 de sus 80 hectáreas. “Teníamos plantaciones de habas, zapallos. Ahora hemos reducido gente, porque no podemos seguir plantando”, asegura, mientras lamenta que otras 16 de sus hectáreas tengan ya instalado un -ahora- inútil sistema de riego tecnificado, al cual ya no llega agua.


Las soluciones


Aguas Chañar, proveedor sanitario de la zona, reconoce que el suministro se ha visto mermado por la escasez en las napas subterráneas. “El sector 4, donde nuestra empresa tiene la mayor parte de sus derechos, se encuentra prácticamente seco debido a la sobrexplotación del acuífero por parte de todas las actividades productivas de la zona”, aseguraron a través de un comunicado.


El problema es reconocido por el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne. “Es un tema muy delicado y en el cual no se tomaron las medidas a tiempo, porque la provisión de agua no se logra de un día para otro”, afirmó el secretario de Estado, quien dijo que es comprensible la inquietud en la población y que se está trabajando en soluciones a mediano y largo plazo.


A corto plazo, la superintendenta de Servicios Sanitarios, Magaly Espinosa, explicó que se exigieron cambios estructurales a Aguas Chañar, que trasladó la extracción al sector 5 (Piedra Colgada), lo que permitió añadir 160 litros de agua por segundo al abastecimiento. Estos trabajos, explicó la autoridad, habrían provocado cortes programados además de rotura de cañerías.


“En estos momentos puedo decir a la población de Copiapó que tienen el suministro de agua asegurado en este período y que se están tomando las medidas para que se mantengan”, agregó la superintendenta.


La empresa, que tiene 14 procesos de sanción desde 2011, deberá, además, entregar en abril un informe de las futuras inversiones y proyectos con que asegurarán el agua en la zona.


Algunos vecinos, no obstante, siguen preocupados. El 15 de marzo, caduca el decreto de escasez hídrica que rige en la zona, lo que podría dificultar la extracción de agua por parte de la sanitaria. Sin embargo, las autoridades evaluán extenderlo. Además, comenzará el bombardeo de nubes en la región.


Jorge Godoy, presidente de la Coordinadora por la Defensa del Agua y el Medioambiente de la ciudad, reclama que “nadie piensa qué va a hacer Copiapó en 10 o 15 años más” y pide también medidas estatales que aseguren el futuro de la ciudad. Mientras esperan, los vecinos siguen protestando y se organizan para celebrar el 22 de marzo el Día Internacional del Agua.