*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 4

El pasado subversivo de Héctor Llaitul, el líder de los huelguistas

Es sindicado el cabecilla de la Coordinadora Arauco Malleco.

por
Joaquín Peñailillo
El pasado subversivo de Héctor Llaitul, el líder de los huelguistas

Héctor Llaitul cuenta con una larga historia en el movimiento mapuche. A él se le sindica como uno de los fundadores de la Coordinadora Arauco Malleco en 1998, en la cual también se le atribuye la condición de líder y responsable de varios de los atentados perpetrados en el sur del país.


Registra, además, un pasado en las Juventudes del MIR, donde estuvo hasta fines de los 80. Luego, pasó al Frente Patriótico Manuel Rodríguez, cuando éste se hizo autónomo y donde compartió con “Ramiro” (Mauricio Hernández Norambuena) y “Chele” (Juan Gutiérrez Fischmann).


En el FPMR estuvo hasta 1993, año en el que comenzó a involucrarse en el movimiento mapuche, a causa del conflicto de Lumaco. Luego se incorporó a la CAM, donde su liderazgo adquirió fuerza entre quienes defendían la lucha por la reivindicación de lo que consideran sus tierras por derecho ancestral.


Tras escapar por varios meses de la justicia, fue detenido en Osorno -lugar en el que nació-, en julio del año pasado, mientras estaba en la casa de su madre.


Actualmente, junto a otros 18 comuneros está a la espera de que se inicie en Cañete el juicio oral por el ataque al fiscal Mario Elgueta, hecho ocurrido en octubre de 2008, el cual los activistas definen como un “enfrentamiento”, y no una emboscada.


Por esta causa y por ser imputado como cerebro de un movimiento que tenía como fin causar temor entre la población para recuperar las tierras, la fiscalía está pidiendo que sea condenado a más de 100 años de cárcel.


Antes ya había estado detenido cerca de un año, por un atentado registrado el 26 de diciembre de 2006, en el fundo Las Praderas de Mininco, en Cholchol.


Llaitul, de 42 años, cursó la carrera de asistente social en la Universidad de Concepción y tiene cuatro hijos, con Pamela Pezoa Matus, quien actualmente está liderando el grupo de familiares que lucha por conseguir una salida al conflicto (ver nota secundaria).


Quien lo conoce desde hace años es Natividad Llanquileo, hermana de Ramón, uno de los comuneros que se encuentra con Llaitul en la cárcel El Manzano. La también vocera del grupo, de entrada dice que Llaitul no es el cabecilla de la huelga, tal como supone la fiscalía.


“A él lo han apuntado como el líder del movimiento, pero no es tan así, porque acá todos cumplen funciones similares, por algo están juntos en la huelga de hambre”, afirma la vocera de los huelguistas.


La estudiante de Derecho agrega que el propio Llaitul le ha hecho cambiar su percepción.


“Antes no lo conocía tanto de manera personal, sólo por lo que se lo veía en el conflicto, pero ahora lo he ido conociendo más. Todos saben que es una persona respetuosa, que tiene claras las cosas que quiere y no es ambiguo”, agrega Llanquileo .