*

Edición Impresa Cambiar fecha
Deportes / Pág. 106

El miércoles se define continuidad de Jaime Pizarro

En su primera reunión, el nuevo directorio evaluará si el “Káiser” sigue en el Monumental.

El miércoles se define continuidad de Jaime Pizarro

Colo Colo busca reajustes rápidos, tanto en la cancha como en las oficinas. Las salidas de Ivo Basay y Hernán Levy, que a su vez dieron paso al interinato de Luis Pérez y la elección de Carlos Tapia como presidente de ByN, son cambios centrales dentro de la profunda reingeniería que el directorio tiene pensado para salir de la crisis, pero están lejos de ser las únicas medidas para apagar el incendio.


En esa línea, este miércoles se celebrará una importante reunión, pues será el debut de Tapia en la testera y la primera en la que estarán presentes los nueve directores del “Cacique”, incluido Eduardo Loyola, quien no pudo asistir a la cita de esta semana, pues se encontraba en Antofagasta por razones laborales.


El primer tema en la tabla será la conformación de la nueva comisión de fútbol, que hasta hace poco era presidida por el ex director Felipe Bertin, quien vendió sus acciones a fines de enero y permitió el fortalecimiento del bloque LarrainVial en el directorio. Además de Bertin, este grupo de trabajo era integrado, entre otros directores, por Levy y el gerente deportivo Jaime Pizarro.


La idea es que la comisión tenga un rol preponderante en las decisiones sobre el plantel de honor y las series menores, que sea incluso más influyente que en el pasado. Por ahora, el candidato que corre con más fuerza para ocupar este cargo es el flamante vicepresidente Andrés Vicuña, uno de los tres directores de la facción de LarrainVial. Junto a él estarían el propio Leonidas Vial y el independiente Aníbal Mosa, quien sería recompensado con este lugar en un gesto de unidad, además de un director del bloque de Levy, quien sigue siendo el accionista mayoritario.


Una vez conformada la comisión, inmediatamente se analizará la continuidad de Pizarro en el Monumental. Aunque a su favor cuenta con la positiva evaluación del nuevo plan de cadetes (cuyo presupuesto se duplicó de US$ 1,2 millón a US$ 2,4 millones), este sólo argumento no alcanzaría para salvar su sillón en Macul.


Al “Káiser” se le critica su “mano blanda” y falta de comunicación con Américo Gallego e Ivo Basay, pero en especial los errores en contrataciones puntuales de extranjeros, como el paraguayo Osmar Molinas y el argentino Horacio Cardozo.


Mal escenario


Su cercanía con Levy, quien apostó por él y lo convirtió en su hombre de confianza, también juega en contra del campeón de la Copa Libertadores ’91 a la hora de las decisiones. Como la facción del ex presidente está en minoría, lo más probable es que el directorio se incline por destituirlo de sus funciones.


Pese a que la determinación aún no está tomada, ya se manejan alternativas para reemplazar a Pizarro, ambas con acento argentino y pasado albo: Marcelo Espina y Hugo Tocalli. También se evalúa trabajar con un equipo de asesores externos, en el cual se daría cabida a “históricos” como Carlos Caszely e Iván Zamorano.