*

Edición Impresa Cambiar fecha
Cultura&Entretención / Pág. 55

Directorio apuesta por un nombre interno para director ejecutivo de TVN

La ingeniero comercial Alicia Hidalgo lleva 14 años en la señal y desde el año pasado era la gerente general.

Directorio apuesta por un nombre interno para director ejecutivo de TVN

La decisión no era fácil, no sólo por el apremio del tiempo: los miembros del directorio de TVN estaban urgidos por elegir a un nuevo director ejecutivo en el día de ayer, tras poco más de un mes con el cargo vacante. La señal, que marca 4,5 puntos en lo que va de 2016, lleva cerca de 20 meses en el cuarto lugar de audiencia, y ha vivido un proceso de ajustes, recortes y reestructuraciones que no permitían dilatar más la decisión.


Los requerimientos eran varios: primero, que el nuevo director ejecutivo -y sucesor de Carmen Gloria López- conociera la industria televisiva. También, y como siempre en un directorio dividido políticamente, que generara consenso. Y no podía ser un gerente experto en gestión, pero desconocido para los hoy inquietos trabajadores de TVN. Así, quedaron en el camino varios postulantes, como Jaime de Aguirre o Pablo Morales.


Con esos requerimientos fue ratificada oficialmente la segunda mujer en el cargo de directora ejecutiva, y quien el último mes ha oficiado de interina: Alicia Hidalgo, ingeniera comercial, y quien ingresó a TVN en 2002. Será ella la encargada de liderar la gestión que revierta la crisis, que hizo perder $22 mil millones en 2015 a la señal, mientras que Eugenio García se preocupará de la pantalla y programación. Números y contenido; un modelo similar al que alguna vez tuvo Pablo Piñera con Jaime de Aguirre en los 2000.


Hidalgo tiene algo a su favor, más allá del conocimiento de los números: ha trabajado con varias áreas -planificación, comercial-, que hace que, según fuentes de la señal, sepa cómo se arma la programación, sus valores, sus dificultades,y no sólo lo numérico. El cargo de gerente general fue creado en junio del año pasado, cuando Carmen Gloria López lideró una reestructuración del área directiva: antes, a la directora ejecutiva respondían distintos gerentes, todos por separado: legal, de gestión, de recursos humanos, de programación, etc. Se consideró entonces que las responsabilidades estaban diluidas con tanta separación, y se creó una estructura más piramidal: Alicia Hidalgo quedó como Gerente General, encargada de todo lo que no fuera directamente de “pantalla”, como el área legal, comercial y más.


“Ella es muy inteligente, maneja todos los temas del canal”, explica el director de programación, Eugenio García. “Pone a TVN por encima de cualquier otro interés y es buena trabajadora en equipo. Alguien formado en TVN, que dirige a TVN”.


De bajo perfil, pero también es descrita como frontal o, “poco políticamente correcta”, incluso entre sus colaboradores. Hidalgo también ha sido parte de la directiva que ha disminuido la planta de TVN de 1.300 empleados a sólo 1.000, lo cual le ha ganado más de algún enemigo dentro y fuera de la señal.


“Los últimos meses de 2015 fueron muy duros para todos y los viví especialmente desde la gerencia general que asumí en julio pasado”, escribió ayer Hidalgo en una carta a los trabajadores de TVN. “Sufrimos el fin de una etapa marcada por los efectos de varios temporales simultáneos: ingreso de grupos empresariales a canales de la competencia, con el efecto de levantamiento de talento y aumento de costos; debilitamiento de nuestra parrilla programática; así como también surgen nuevas plataformas y cambios en el mercado, que de una u otra manera nos afectan. Todo ello obligó a TVN a bajar su estructura de costos para poder volver a competir exitosamente con los otros canales y plataformas, con lo que hubo distintas acciones dirigidas en esa línea. Y lo más lamentable ha sido la salida de un grupo importante de compañeros de trabajo”.


Aunque se buscó tener a alguien al mando que representara el ADN de la señal, los trabajadores ya manifestaron su desacuerdo con la elección.


Partieron los problemas


Hace una semana, el sindicato de TVN había hecho público su desacuerdo con la gestión de Hidalgo como interina. El lunes 29 se despidió a una decena de contratados, y el sindicato escribió una carta acusando “desmantelamiento en TVN”. “Cualquiera pensaría que cuando la Directora López renunció a su cargo nos daba la oportunidad de cambiar rumbo y que nuestro directorio conseguiría un director ejecutivo que mejorara la gestión llevando a TVN a los niveles acostumbrados de audiencia y sin el fantasma del desfinanciamiento”, ponía la misiva. “(…)Esperamos que el directorio detenga esto; y explique porqué entregó a la actual directora (interina) las atribuciones para seguir desarrollando un programa que venía llevando a TVN al desastre”.


Ayer vino otro temblor tras la reunión de directorio, cuando luego del anuncio oficial de Hidalgo, Santiago Pavlovic renunció a representar a los trabajadores en las reuniones directivas de la señal (lo que no le da la opción de voto, pero sí puede exponer opiniones). “Después de la última reunión llegué a la conclusión que mi voz no era escuchada”, escribió ayer el periodista. “Todos los razonamientos que esgrimí en esa instancia y en ese momento para demostrar la conveniencia de designar al señor Jaime de Aguirre tuvieron escasa repercusión, particularmente entre algunos de sus miembros, privilegiándose la opción de una forzada ‘unanimidad’”. La misiva continuaban destacando las cualidades de De Aguirre, quien aunque tenía el apoyo de trabajadores, era considerado inviable comunicacionalmente por unos miembros del directorio, tras su involucración en el caso SQM por boletas extendidas para Bancard durante su trabajo en CHV.


Así, la nueva directora ejecutiva del canal no sólo debe rescatar a la señal de la crisis y liderar, sino que partir por ganarse la confianza de quienes trabajan bajo ella.