*

Edición Impresa Cambiar fecha
Tendencias / Pág. 60

Descifran diario de David Livingstone que contradice su histórica imagen

Bitácora del aventurero británico, ilegible por 140 años, pone en duda su reconocida oposición a la esclavitud.

por
Patricio Lazcano
Descifran diario de David Livingstone que contradice su histórica imagen

“El doctor Livingstone, supongo”, preguntó Henry Morton Stanley, un reportero enviado por el New York Herald para localizar a David Livingstone, el famoso explorador británico del Africa del siglo XIX. El aventurero había desaparecido hacía varios años. Muchos temían que estuviera muerto, pero el reportero logró ubicarlo en el Congo, a orilla del lago Tanganica, dando vida a uno de los encuentros más célebres de la historia, que incluyó la icónica interrogante. La relación fue sellada por una saga de artículos de Morton Stanley, que albergaron, entre otras epopeyas, su lucha contra la esclavitud, asegurándole un prominente lugar en la Inglaterra victoriana.


Pero un acabado análisis a su diario reveló algunos desconocidos pasajes de la vida del explorador, que no fueron incluidos en los relatos de Morton Stanley y que contradicen su espíritu abolicionista.


El análisis forma parte de The David Livingstone Spectral Imaging Project, iniciativa internacional encabezada por la U. de California en Los Angeles, que tras 18 meses de trabajo restauró el texto completo de su Diario de Campo usando un espectómetro, que reveló párrafos ilegibles, proyecto que el martes pasado fue puesto a disposición del público en internet (http://livingstone.library.ucla.edu/).


Diario ilegible


Debido a la escasez de suministros, Livingstone escribió buena parte de su diario en periódicos usados, valiéndose, además, de tinta hecha con semillas de bayas. La combinación generó un texto indescifrable por más de un siglo. “La tinta se desvaneció, sólo el texto del diario sobre el que escribió permaneció legible. Como resultado, no había sido posible leer estos textos hasta ahora”, explica a La Tercera Adrian Wisnicki, responsable del proyecto.


Junto a un equipo de especialistas, y la ayuda de un espectrómetro, el experto en literatura británica fue capaz de recuperar el 99% del texto original. “Las técnicas de procesamiento de imágenes revelaron palabras que no habíamos leído en 140 años”.


El trabajo reveló información desconocida de la actuación de Livingstone en la masacre del mercado de Nyangwe, ocurrida en el Congo, el 15 de julio de 1871.


La biografía popular relata el espanto que le provocó la matanza que empresarios de esclavos originaron en el lugar, que provocó la muerte de cientos de personas, incluidos mujeres y niños, que murieron ahogadas en el río Luanga, al huir de las balas. “Algunos de la larga fila de cabezas desaparecieron en silencio, mientras otras criaturas, antes de hundirse, alzaron sus brazos, como pidiendo ayuda al gran Padre de arriba”, dijo Livingstone, según reseñó Morton.


Por años, Livingstone negó que hombres a su cargo hubiesen participado de la matanza sin embargo, una de las primeras revelaciones hechas por el espectrómetro parecen contar una historia distinta. Livingstone, al menos, habría ocultado información, una aseveración hecha sobre la base de una serie de frases descubiertas que contradicen su confesa inclinación abolicionista, como catalogar de “esclavos sin sentido y sin honor” a un grupo que había sido liberado y enviado a trabajar en una de sus expediciones.


“Esclavos liberados que trabajaban para Livingstone podrían haber estado involucrados en la masacre, aunque la evidencia no es clara. Lo que sí es claro, es que el diario muestra cómo se esforzó en afirmar que no participó. Temía que sus admiradores creyeran lo contrario”, dice Wisnicki.