*

Edición Impresa Cambiar fecha
/ Pág. 28

Debutan etiquetas para informar de contaminantes en estufas

El objetivo de la iniciativa de carácter voluntario es informar las emisiones de estos artefactos al interior de los hogares.

por
Consuelo Argandoña

Por primera vez, las estufas que funcionan con sistema de gas natural contarán con un registro donde el usuario podrá informarse de la cantidad de contaminantes que emiten. La iniciativa forma parte del primer sistema de etiquetado sobre contaminación intradomiciliaria que impulsa la Asociación de Distribuidores de Gas Natural (AGN Chile), que fue lanzado ayer.


La primera empresa en adoptar la iniciativa fue Metrogas, que incorporó en sus productos la etiqueta donde se clasifica la estufa de acuerdo con la cantidad de contaminantes que emite partiendo desde un nivel óptimo a uno peligroso.


El índice fue creado en conjunto con el Dictuc y se enmarca dentro del Observatorio Medio Ambiental Domiciliario (Omad), que año a año actualiza la medición de contaminantes. Cabe señalar que en Chile no existe norma que regule la industria en materia de calefacción a combustión. “La contaminación intradomiciliaria ha sido una preocupación transversal de la industria del gas natural, hemos desarrollado varios estudios y creado un índice que trata de entregar a la opinión pública información respecto de los peligros de exponerse en tiempos prolongados a la combustión que generan los artefactos a calefacción”, explicó Carlos Cortés Simón, director ejecutivo de AGN.


El objetivo es que a corto plazo, las otras tres empresas de la industria (Gasvalpo de la V Región, Gasur en Concepción y Gasco Magallanes en Punta Arenas) repliquen la misma iniciativa.


El indicador


El índice -Omad- se desarrolló en base a mediciones de las concentraciones de monóxido de carbono (CO), dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx) generadas por distintos artefactos a combustión, sin ducto de evacuación de gases, y se realizó una ponderación sumando también el nivel de impacto de estos contaminantes en la salud de las personas. Estos contaminantes, como el monóxido de carbono, pueden provocar problemas respiratorios, enfermedades bronco pulmonares e intoxicación.


El brasero es uno de los artefactos más contaminantes dentro de la gama de productos de calefacción, al igual que las estufas a parafina. Según el Dictuc, entre las menos contaminantes están las estufas a gas y las calderas, radiadores o estufas eléctricas que tienen contaminación cero.


Según Fabián Hormazábal, subgerente del área de energía sustentable del Dictuc, dentro del ámbito del gas natural existen las estufas radiantes y convectivas.


Las primeras emiten más monóxido de carbono y menos óxido de nitrógeno, mientras que en las convectivas es a la inversa Una de las recomendaciones principales, independiente del artefacto, es ventilar la casa. “Si uno se encierra en una casa, independiente del sistema que tengas, te expones a una muerte, porque si no tienes ventilación los gases se empiezan a acumular”, explicó.


En tanto, el superintendente de la SEC, Luis Avila, valoró el etiquetado voluntario, aunque reconoció “que no es fiscalizable ya que no existe una normativa legal que lo regule”.