*

Edición Impresa Cambiar fecha
País / Pág. 18

Chofer de Transantiago se quema a lo bonzo por disputa laboral con empresa

Trabajador resultó con el 90% de su cuerpo dañado. Anoche fue derivado desde el Hospital San José a la Posta Central, para tratar de estabilizarlo.

por
A. Guerrero, V. Mery, J. Matus y R. Reyes A.
Chofer de Transantiago se quema a lo bonzo por disputa laboral con empresa

“El sábado me envió mensajes diciéndome que se iba a quemar a lo bonzo. No le tomamos el peso. Nunca pensamos que iba a llegar mucho más allá”. Así relató Norman Benisson el último contacto que tuvo con su compañero de trabajo y amigo Marco Antonio Cuadra Saldías, quien la madrugada de ayer cumplió su amenaza y se prendió fuego en el interior de las instalaciones de la empresa operadora del Transantiago Redbus, en la comuna de Huechuraba.


El hombre de 48 años, con más de 25 años de experiencia como conductor de micros, resultó con el 90% de su cuerpo afectado. Primero fue conectado a un respirador mecánico en el Hospital San José, pero en horas de anoche fue trasladado a la Posta Central para tratar de estabilizarlo, ante la gravedad de su situación.


Tras ocurrir el hecho, acudió hasta el lugar personal de Carabineros para realizar las primeras diligencias. “Ingresó como un empleado cualquiera y en un bolso llevaba un bidón con un líquido acelerante, para posteriormente utilizar un encendedor”, comentó el teniente de Labocar Felipe Vidal.


Según testigos, otros conductores que se encontraban en los estacionamientos lograron salvarle la vida apagando el fuego con los extintores de las propias máquinas. El conductor exclamó antes de inmolarse: “Esto es por los trabajadores, para que marque un precedente”.


Desvinculación


Hasta hace dos semanas, Cuadra era el presidente del sindicato 2 de dicha entidad. Sin embargo, el 23 de mayo, Redbus presentó una demanda de desafuero sindical en su contra y del tesorero de la asociación, Luis Moya, por supuesto “incumplimiento de trabajo”. Esto, tres días antes de que los empleados presentaran el proyecto de negociación colectiva.


Frente a esta situación, la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, y el ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, se reunieron con representantes sindicales de la empresa Redbus para analizar la situación en la que se encontraba Cuadra. “Es muy doloroso que en Chile, por razones laborales, alguien tome una decisión de esta naturaleza”, comentó Blanco.


Según detalló la secretaria de Estado, existía “una solicitud de desafuero del día 23 de mayo” presentada por la empresa. Luego de esto, Cuadra denunció a Redbus ante la Dirección del Trabajo, por vulneración de derechos, y tres días después habría sido cesado de sus funciones. “No correspondía esta desvinculación, estando en curso la solicitud de desafuero que había sido presentada tres días antes”, explicó Blanco. De acuerdo con la demanda de desafuero, presentada por la empresa ante el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, tanto el presidente como el tesorero “no cumplían con las obligaciones expresamente indicadas en su contrato de trabajo”.


A través de un comunicado, Redbus indicó que lamentan “profundamente el acto incomprensible y trágico de esta mañana (ayer) de uno de nuestros colaboradores de atentar contra su vida”. Contactada en horas de la tarde, Redbus aseguró que el trabajador nunca fue desvinculado de la empresa y que se encontraba con fuero.


Mesa tripartita


Además de lo anterior, la ministra Blanco anunció que se va a constituir una mesa tripartita para trabajar en mejorar las condiciones de los operarios del sistema.


Gómez-Lobo, en tanto, aseguró que “si bien este es un tema laboral, como Ministerio de Transportes nos preocupa sobremanera, ya que los conductores son un eje central del sistema de transporte de la ciudad, y todo lo que les afecte nos preocupa, aunque sea un tema laboral”.


Ayer, afuera del Hospital San José, más de una docena de trabajadores de Redbus denunciaron una serie de irregularidades que habría cometido la empresa (ver recuadro). “Hemos trabajado hasta 15 horas, no nos respetan los días libres. Hemos puesto nueve demandas ante la Inspección del Trabajo (…). Encuentro inaceptable que nuestro dirigente se haya tenido que quemar vivo para que nos presten atención”, sostuvo Benisson, secretario del Sindicato 2.