*

Edición Impresa Cambiar fecha
Negocios, Portada / Pág. 23

Chile planea exportar electricidad hacia Argentina desde el norte grande

Idea surgió de una solicitud del vecino país. Ya se están realizando estudios para ver factibilidad de usar línea de transmisión de Gener.

por
A. Astudillo/C. Viancos

Exportar electricidad a Argentina es una opción que comenzaron a evaluar el gobierno chileno con las autoridades del vecino país y las em- presas del sector eléctrico.


En el verano, Argentina planteó a Chile la posibilidad de que le envíe energía eléctrica por el norte. Esto, luego que en 2010, ambos países dieron por superadas sus diferencias por la crisis del gas y retomaron las conversaciones para promover diversos intercambios energéticos. La idea es que Chile pueda ayudar a cubrir el déficit de energía que se genera en la época de verano, ante el mayor consumo de energía en la provincia de Buenos Aires.


El embajador de Chile en Argentina, Adolfo Zaldívar, asegura que las tratativas se han llevado “al más alto nivel (…). Efectivamente, ha habido conversaciones y han sido al más alto nivel. Se ha hablado de interconexión y que, en los períodos en que en Argentina exista un peak -como son distintas las temporadas, ellos tienen mayor consumo en verano- y Chile tenga excedentes, los pueda pasar”, y viceversa, dice Zaldívar.


Si bien hoy no existe una interconexión formal entre ambos sistemas eléctricos, la exportación de energía se puede hacer factible a través de una línea de transmisión de AES Gener, que está en el Sistema Interconectado del Norte Grande (Sing) de Chile y que llega hasta Argentina.


Esa línea conecta al Sing con la central Salta -de la filial TermoAndes, de Gener-, que está en territorio transandino, pero abastece con su energía al norte de Chile. Sin embargo, como Salta comenzará este año a inyectar energía sólo a Argentina, la línea de transmisión quedará libre. De ahí la idea de usar el tendido de 408 kilómetros, que tiene capacidad de 700 megawatts.


La oferta instalada en el norte grande es de 3.991 MW, mientras que la demanda llega a 1.988 MW. Hay una “holgura” -esto es disponibilidad de energía- que supera los 2.000 MW. A esto se suma que en los próximos meses entrarán en operación las centrales térmicas Andina y Hornitos, de GDF suez -150 megawatts cada una.


Según fuentes ligadas al proceso, la iniciativa está a cargo de la Comisión Nacional de Energía y está siendo analizada junto al CDEC-Sing, entidad que coordina la operación de las eléctricas del norte. Ya iniciaron los estudios, que incluyen análisis técnicos y normativos. Se busca resguadar la seguridad del abastecimiento en el norte y precios. Ejecutivos del sector explican que al quedar los sistemas eléctricos interconectados, el riesgo es que un apagón en Argentina afecte a Chile y viceversa.


Una solución es que la línea abastezca ciertas ciudades del norte de Argentina, las cuales se podrían desconectar del sistema transandino, opción que requiere de inversiones.


Cuando estos temas se resuelvan se podrían activar las exportaciones. En el sector eléctrico indican que esto puede suceder entre fines del invierno y el próximo verano.


Según Adolfo Zaldívar, Chile y Argentina también analizan la posibilidad de enviar gas desde los terminales de regasificación de Mejillones y Quintero, y lograr intercambios de energía entre centrales hidroeléctricas que se construyen en la provincia de Santa Cruz y los proyectos en la zona austral de Chile.


“Además, Argentina está abierto a ver el asunto de energía hidroeléctrica en el sur. Argentina está en construcción de centrales hidroeléctricas en Santa Cruz, y hay interés de avanzar en interconexión con hidroeléctricas chilenas”, puntualiza.