*

Edición Impresa Cambiar fecha
Santiago / Pág. 38

Cascada es la principal atracción del Costanera Center

En un “telón” de gotas de agua se despliegan efectos visuales, logos, imágenes y mensajes de texto.

Cascada es la principal atracción del Costanera Center

La caída de agua con efectos visuales instalada a pocos metros de la entrada del Costanera Center se roba la atención de los transeúntes. Es una suerte de cascada, donde se dibujan caprichosas imágenes, letras, formas y logos. Los paseantes le sacan fotos, graban videos con sus celulares, los suben a YouTube y posan con ella como telón de fondo, junto a las palmeras decorativas.

La “flashwall”, como también se le conoce, tiene la capacidad de recibir mensajes de texto vía SMS y desplegarlos en tiempo real. Incluso, sus operadores  pueden crear dibujos en un iPad para que sean diseñados en el agua.

El arquitecto a cargo de su instalación, Ricardo Tejeda, cuenta que su sistema operativo es capaz de interpretar un número ilimitado de formas. “Más adelante, los usuarios del centro comercial podrán ser testigos de un espectáculo de luces, música y agua, el que irá apareciendo al compás de una melodía”, explica Tejeda.

Show de luces

Desde que abrió el centro comercial, el 12 de junio pasado, ya la han visto unas 500 mil personas. Los visitantes la observan y han debatido sobre su funcionamiento.

Milenka (17 años) lleva poco más 10 minutos mirándola, pero no logra entender cómo funciona. A su vez, Fabiola (20 años) cree que sobre ella hay una máquina que hace las formas y luego las deja caer. Finalmente, José (45 años ) no logra descubrir cuál es el truco. Pero, de todas formas, captura las imágenes con su cámara.

La caída de agua de 12 metros de altura funciona de un modo muy similar a como lo hace una impresora. En la parte superior hay 800 microválvulas de 5 mm cada una, por donde pasa el agua. 

Estos dispensadores son controlados por un sistema computacional que decide qué salidas y por cuánto tiempo liberarán agua para dibujar las imágenes. No hay presión, la gravedad hace que las gotas caigan formando figuras.

Las formas son iluminadas por luces LED RGB (sistema que permite que cambien de color), ubicadas en la parte superior e inferior de la cascada.

Es única en América Latina y es la última innovación de la empresa alemana Oase, que creó y diseñó este sistema. A Chile fue importada por Fuentes de Agua Las Condes, Falc, firma que estará a cargo de su mantención.

Funciona con 4.000 m3 de agua y con una bomba que hace que el líquido suba por uno de los pilares y baje mostrando diversas formas. 

Cada uno de los dispensadores de agua, ubicados en la parte inferior de la cascada, son programados de forma independiente. Estos, incluso, son posibles de ver por los transeúntes desde las mesas que están dispuestas a su alrededor.