*

Edición Impresa Cambiar fecha
Santiago / Pág. 46

Alejandra Wood: “El GAM y su millón de visitas dinamizaron el barrio Lastarria”

El centro cultural cumple dos años con auspiciosas cifras de público, pero aún su segunda parte está pendiente.

por
Evelyn Briceño
Alejandra Wood: “El GAM y su millón de visitas dinamizaron el barrio Lastarria”

Todos quieren estar en el barrio Lastarria. A la inauguración de restaurantes de calidad como Nolita, Bocanariz y Mulato, se sumará la llegada del bar Liguria y el hotel The Singular. Uno de los principales responsables de este boom es el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) y su millón cien mil visitantes en dos años de existencia. Alejandra Wood, su directora ejecutiva, sostiene que esa cifra sirve para afirmar que “en poco tiempo el GAM ya es un símbolo del barrio y la ciudad”.


¿Qué pasa con la construcción de la segunda etapa del centro cultural aún pendiente?


“La intención es hacerla. Se está reevaluando el proyecto y viendo la conveniencia de refaccionar primero la torre que está detrás para luego retomar la segunda etapa. Pero aún no hay plazos definidos”.


¿Cuáles son los atributos del GAM?


“Es un espacio único en Santiago, por la calidad de su infraestructura y su ubicación, que conecta barrios, que permite la circulación por sus espacios y que te apropies de ellos. Quienes nos visitan no son sólo espectadores, sino partícipes de la creación. Tenemos muestras artísticas de excelencia -teatro, exposiciones, música-, pero el público también encuentra cabida como ejecutor. Hay un grupo de jóvenes que se junta a patinar en un espacio que le hemos cedido, los fans del K-pop (pop coreano) ensayan en la plaza oriente, mucha gente hace sus reuniones en las salas de la biblioteca y hay talleres para la tercera edad”.


¿Es el nuevo motor del barrio Lastarria?


“La noche del miércoles pasado hacía mucho frío y llovía a cántaros, pero el GAM estaba repleto. Esto dinamiza el barrio Lastarria. Nuestro público nutre los restaurantes y las tiendas del sector. Se creó un tránsito entre el oriente y el poniente de Santiago, entre norte y sur. Es un lugar de paso obligado justo en el corazón de la capital, donde sus habitantes se manifiestan y celebran”.


Revisitar la memoria


El aniversario del GAM, que se cumple el 4 de septiembre, estará marcado por actividades gratuitas, como conciertos y espectáculos de danza. Su directora añade que el éxito del centro cultural radica en recuperar un espacio público testimonio de los últimos 40 años de historia y que se ocupa para como lugar de reunión y debate. “Los vecinos han traído fotos y han contado sus experiencias para documentar el devenir de este lugar. La gente quiere y necesita revisitar su memoria”.


¿La idea es que cultura y arte dejen de ser actividades de élite?


“Queremos romper las brechas, que no son sólo económicas. También tienen que ver con la información sobre las ofertas culturales, con acceder físicamente al lugar. Por eso tenemos una revista mensual con un tiraje de 100.000 ejemplares, una plataforma web con muchísimo material audiovisual, estamos en las redes sociales, funcionamos de martes a domingo en un horario extenso y somos simples y directos en nuestros mensajes. A mediano y largo plazo se diversificará nuestra audiencia”.


¿Qué es lo mejor y lo peor de estos dos años?


“Lo mejor, el público. Lo peor, cuan3do nos quiebran vidrios algunos hinchas del fútbol. Es muy caro reponerlos para una entidad sin fines de lucro como ésta”.