Fuga de preso y seguridad carcelaria

Señor director:

La fuga de tribunales con toma de un juez de rehén, protagonizada por un condenado, no puede pasar como un hecho más de violencia, pues si bien es un caso esporádico, nunca había ocurrido.

Los protocolos de seguridad de Gendarmería solo se revisan cuando ocurre una desgracia. Mientras fui jefe nacional de control de población penal de Gendarmería, durante años denuncié que ante un terremoto más de 20 unidades penales de borde costero se inundarán. Todavía pregunto qué hace el alcaide ante una alerta de maremoto: ¿Mantiene encerrada a la población penal y huye con su personal dejando que se ahoguen los presos? ¿O deja salir a los internos pese a que quizás la ola no llegue? Todavía no hay una orden tácita que apoye al alcaide ante circunstancias extremas.

Apuñalar a un gendarme en su rostro y tomar como rehén a un juez son hechos gravísimos, pero los responsables de mando pululan manos atrás, como si fuesen hechos cotidianos.

Julio Gamboa Baeza
Asesor penitenciario



Opini?n

P?gina 8


    LaTercera.com
    S?GUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: