Polémica por licitación de Fonasa

UNA FUERTE polémica se ha instalado luego de que Fonasa fuera acusada por un grupo de diputados de favorecer a una clínica en la derivación de pacientes del sistema de salud público a establecimientos privados. Este caso motivó la creación de una comisión investigadora en la Cámara Baja que se encuentra indagando las compras de insumos y prestaciones médicas que hace el Estado a prestadores de salud privados.

Según los datos proporcionado por Fonasa, entre enero y julio la clínica que ha sido objeto de la controversia es la que más derivaciones recibió (476) y se ubica en tercer lugar en relación a montos recibidos ($ 2.448 millones en el periodo, acumulando casi $ 5.000 millones en esta administración). Esto, a pesar de que la clínica no ha recibido la acreditación de la Superintendencia de Salud -a diferencia de otras 208 instituciones del país- y que en el único proceso de licitación que ha participado fue el de enero de 2015, momento en quedó en el cuarto lugar de la licitación. Sus condiciones de infraestructura también han sido puestas en entredicho, ya que ocupa una pequeña sección de un centro comercial, y aún no tiene sitio web operativo.

Es evidente que el sistema de derivaciones ha sido una exitosa herramienta que ha permitido al Estado garantizar una atención oportuna y eficiente y ha mejorado el acceso a la salud a miles de chilenos en situación de vulnerabilidad social. Sin embargo, para evitar que este útil mecanismo se pueda ver cuestionado, se hace imprescindible que las autoridades certifiquen que los prestadores privados cumplen estándares exigentes de calidad y que además la asignación se haga por la vía de licitaciones públicas y transparentes que aseguren no solo el menor costo posible para el Estado, sino también que ello no es a costa de una menor calidad.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 7
lt

Otras noticias de la página



    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: