El premio al Presidente divide a los colombianos

Muchos ciudadanos consideraron que el galardón para el mandatario es prematuro.

por Cristina Cifuentes

Salvo algunas excepciones, el anuncio de que el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, había sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz, fue muy bien recibido en el espectro político del país sudamericano. De hecho, el ex mandatario Alvaro Uribe fue uno de los primeros en felicitarlo. Sin embargo, la situación no era igual cuando se salía a la calle, donde aumentan las divisiones entre quienes apoyan al senador Uribe y quienes respaldan a Santos.

Los analistas coincidían ayer en que las negociaciones de paz se han plasmado en una dura batalla entre estas dos sectores que imperan en el país y que se podrían extender hasta las elecciones presidenciales de 2018.

“El problema es que muchos colombianos están ambivalentes sobre algo que el resto del mundo -desde el Papa Francisco hasta Barack Obama y ahora el comité del Nobel- entusiastamente respalda. Pero ven que el momento en el que llegó el premio es prematuro”, señaló el diario Financial Times.

“De momento, estamos con premio, pero sin paz”, dijo a la agencia The Associated Press (AP) Luis Pineda, un portero de 60 años, convencido de que Santos va en el buen camino para obtener ese galardón, pero que “todavía tiene que ganárselo más”. El hombre que lleva décadas desplazado para huir de la violencia reveló que votó “No” en el plebiscito que desafió el domingo los acuerdos entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), que fueron firmados el 26 de septiembre en Cartagena de Indias.

“No estoy de acuerdo en que los guerrilleros no paguen cárcel ni en que les den sueldos que a los pobres nos cuesta tanto ganar”, explicó. A su juicio, la guerrilla tiene aún muchas promesas pendientes, como la reparación a las víctimas del conflicto armado y la entrega de los menores que siguen en sus campamentos.

En redes sociales como Twitter, las reacciones eran similares a Pineda. “Pensé que solo Colombia era un chiste, pero veo que también la comunidad internacional. #SantosNobelDePaz”, escribía una residente de Medellín.

“Esto era todo, tanto apuro por firmar una paz que aún no se concreta, todo para que le dieran el Premio Nobel”, escribió otro colombiano. “Se gana el Premio Nobel de la Paz y aún no hay paz. El país cada día está más dividido”, dijo Jaime Palacio, residente de Manizales, a la Radio Caracol.

El general retirado del Ejército Jaime Ruiz afirmó a Radio RCN que “sería positivo que el reconocimiento económico que recibirá Santos lo entregara a las víctimas del conflicto en Colombia”.

Pero no todos piensan así. El taxista Fernando Chaparro, de 53 años, cree que el gobernante merece ese reconocimiento. “Ha hecho un esfuerzo muy grande y ha logrado lo que ningún otro presidente logró con una guerrilla tan fuerte como las Farc”, sostuvo a The Associated Press, aunque admitió que la estrategia de comunicación de los acuerdos fue parte del fracaso del plebiscito en el que el ‘No’ se impuso por menos de medio punto y la abstención llegó a 63%.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Mundo

Página 4
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: