Analista político colombiano: "No es lo mismo sentarse a negociar con un Nobel en la mesa"

En conversación con La Tercera, Augusto Reyes aseguró que el premio es un "espaldarazo" de la comunidad internacional al proceso.

por María Paz Salas

Augusto Reyes es uno de los estrategas políticos más reconocidos de Colombia. Participó, entre otras cosas, en la campaña a la Presidencia de Juan Manuel Santos y dirige la firma de consultoría política Poder & Poder. En conversación con La Tercera explicó las implicancias políticas del Nobel de la Paz que se le otorgó al mandatario colombiano.

¿Qué significa este galardón para Santos?

Es un reconocimiento para un Presidente que ha hecho grandes esfuerzos para sacar adelante un proceso de paz, por cambiar la política pública por una de búsqueda de paz y cese al fuego, de cerrar el conflicto. No solo en intenciones con las Farc, sino que también se le reconoce su esfuerzo por querer sentar en la mesa al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

¿Cree que lo podría ayudar políticamente?

Claro que sí. No es lo mismo sentarse en la mesa con el Presidente Santos que sentarse a la mesa con el Premio Nobel de Paz. El premio de manera histórica ha cubierto de una especie de aura a quienes lo reciben. Se le genera, más allá de su esfuerzo una especie de autoridad dogmática sobre lo que diga en cualquier proceso de negociación. Le da un poco más de peso en la mesa, ahora con el Centro Democrático a bordo, y ellos deben entender eso.

¿Qué significa para los acuerdos de paz?

Más allá de lo particular, es un espaldarazo de la comunidad internacional. Es un mensaje al pueblo colombiano, para alentarlo, para estimularlo, a que prosigan los esfuerzos a pesar de todos los tropiezos. El plebiscito fue el más grande de los tropiezos, pero igualmente aquí, día a día, hay tropiezos con los actores políticos.

¿Podrá acelerar el proceso?

Realmente no lo creo. Según como están las circunstancias, después del domingo estamos en un punto muy crítico, en donde quienes lideraron el “No”, creo que al contrario de entender el mensaje, van a radicalizar aún más sus posiciones. Yo creería que Uribe va a mantener su punto inflexible de no reconocer este acuerdo de paz.

¿Cómo ha sido recibida la noticia en Colombia?

Acá se creó un imaginario de que Santos era quien perseguía el Premio Nobel. Terceros hablaron de que su real intención era conseguir este premio y ese es un análisis reduccionista. El domingo mucha gente que pensaba esto advirtió que la posibilidad se había esfumado. La noticia se recibe bien y los colombianos estamos felices pero dada la polarización, también hay facciones de la opinión pública que no comparten, ridiculizan o le restan valor a lo que está sucediendo.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Mundo

Página 3
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: