Maratones de series te pueden matar

[salud] Un estudio indagó estadísticamente como la afición de pasar muchas horas frente al televisor aumenta el riesgo de sufrir una embolia pulmonar.

por Por Cecilia Yáñez

Algunos especialistas ya hablan del “efecto Netflix”. Con este nombre se refieren a los riesgos de salud que supone pasar muchas horas sentado o acostado viendo televisión.

Un estudio de la U. de Osaka demostró que el tiempo que las personas pasan frente al televisor está directamente relacionado con el riesgo de morir de una embolia pulmonar.

El trabajo incluyó a más de 86 mil personas entre 40 y 70 años, cuyos datos fueron controlados por casi 20 años. A los encuestados se les preguntaba por el tiempo que pasaban viendo televisión y se les dividió en diferentes grupos: los que veían menos de 2,5 horas al día, quienes lo hacían entre 2,5 y 4,9 horas y los que veían más de 5 horas.

Las muertes por embolia pulmonar aumentaron 70% al comparar los que pasaban frente al televisor menos de 2,5 horas respecto a los que miraban entre 2,5 y 4,9 horas, es decir 40% más de riesgo por cada dos horas adicionales de TV.

Al final del estudio, 59 de los participantes habían muerto por un tromboembolismo, pero los investigadores creen que pueden ser más ya que el diagnóstico es difícil y no siempre se indica en el certificado de defunción. Además, la investigación se terminó antes de que el uso de computadores portátiles, tabletas y celulares se masificaran.

Uno de los autores del estudio, Toru Shirakawa, dijo que hoy, con la televisión digital y los contenidos “a la carta”, el término “atracón” para describir la visualización de múltiples episodios de programas de TV en una sola sesión se ha hecho muy común y un hábito en rápido crecimiento.

Nicolás Veas, cardiólogo intervencional del Programa de Cardiología de la Clínica U. de Los Andes, explica que el sedentarismo es un factor de riesgo para la salud y, en este caso específico, el pasar mucho tiempo sentado, al igual que lo que ocurre con los viajes transoceánicos o los viajes en bus durante muchas horas, el riesgo de una embolia pulmonar claramente aumenta.

“La embolia pulmonar es un trombo o un coágulo de sangre que se genera en las venas de las piernas. Este trombo se libera y migra hacia la arteria pulmonar en el corazón impidiendo una buena oxigenación y pudiendo provocar una disfunción del ventrículo derecho que puede terminar en un paro cardiaco, según el tamaño del trombo y la condición de salud previa del paciente”, dice Veas. Una persona con diabetes o hipertensión, por ejemplo, tiene un corazón en peores condiciones que una persona sana.

Para disminuir los riesgos de salud que supone este hábito, los investigadores japoneses recomiendan a quienes ven mucha televisión que caminen varios pasos para reducir el riesgo de desarrollar coágulos de sangre en las piernas. Lo ideal es que después de una hora de estar sentados, se pongan de pie, estiren y caminen. Mientras están sentados, pueden contraer y relajar los músculos de las piernas por unos cinco minutos o más.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 64
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: