Isla de Pascua a cuentagotas

Uno de los lugares turísticos más famosos del país podría verse restringido para los visitantes, chilenos o extranjeros, si se aprueba la propuesta de disminuir de 90 a 30 días la estadía en suelo insular.

por Por Daniela Astudillo, desde Valparaíso.

Una demanda histórica del pueblo de Rapa Nui, que quedó estampada en la consulta de inicios de este año, ha sido la regulación de turistas que migran hacia la isla, por el temor al impacto que podría tener en un futuro en términos de carga física, social, ambiental y cultural. Pero un proyecto para enfrentar la situación ya ha sido puesto en marcha y actualmente se discute en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, luego que el Gobierno decretara la urgencia simple. De esta manera el informe, que tuvo previa agenda en comisiones de Gobierno Interior; Nacionalidad; Ciudadannia y Regionalización; y Hacienda, entra en tierra derecha.

El pasado miércoles el jefe de división de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), Rodrigo Suazo, expuso a los legisladores el mensaje presidencial que regula el derecho a residir, permanecer y trasladarse a Rapa Nui. Actualmente, los turistas chilenos no tienen límites de tiempo para permanecer en la isla, lo que en el caso de turistas extranjeros es de máximo 90 días.

“Es una demanda histórica del pueblo Rapa Nui, sobre el trato especial que debe tener la Isla. La idea es disminuir la estadía para el turista nacional y extranjero a 30 días, y si existe saturación de capacidad de carga, habrá una disminución mayor, que podría ser de siete días, según lo que se concluya en el Congreso. Estamos en proceso de tramitación, aceptaremos todas las sugerencias”, explicó la autoridad.

En ese sentido, la Subdere, no aseguró una ley este año. “La urgencia da el tiempo necesario para discutir. Es un compromiso de gobierno, esperamos despacharlo antes que termine la administración”, precisó Suazo.

El límite será para visitas que no pertenezcan a la etnia Rapa Nui. Sin embargo, quienes cumplan con requisitos, como relaciones familiares, laborales o actividades económicas, no tendrán restricción para permanecer indefinidamente en el territorio, mientras dure la calidad de habitante.

El texto diferencia a residentes, de pueblo originario y continental con más de 10 años en la Isla; transeúntes, continentales o trabajadores con contratos de máximo tres años; y turistas, tanto chilenos como extranjeros.

La mesa legislativa deberá decidir qué capacidad de carga es adecuada y permitir a la autoridad monitorear el comportamiento de flujos de turistas.

El presidente de la Cámara de Turismo y Comercio isleño, Edgar Hereveri, precisó que no tendría un impacto económico: “Tenemos un estudio, realizado en España, donde se promedia que los turistas están en la Isla máximo cinco días (...) Es positivo el proyecto, porque se trata de desarrollo sustentable, que trata del cuidado del medio ambiente, el preservar la arqueología, la tradición, la lengua y costumbre de nuestra gente. La idea es interesante, porque consideró la consulta histórica, donde participaron erca de 2 mil isleños”.

Desde la Comisión de Medio Ambiente, el diputado David Sandoval (UDI), consideró insuficiente que el proyecto sólo regule el número de visitas. “La modificación constitucional del año 2012, que crea los territorios especiales de la Isla de Pascua y Juan Fernández, precisamente define esa condición. Se necesita un marco regulatorio respecto a lo que significa el desarrollo armónico y sustentable de territorios que están impactados por la fuerte afluencia de personas”.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 28
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: