La aventura supermercadista de Sergio Undurraga y Pablo Castillo

Menos del 1% de los US$ 15 mil millones que vende la industria de supermercados en Chile se realiza por internet. En Inglaterra, la cifra se acerca al 5%. Con esa premisa en la cabeza, los ex Cencosud Pablo Castillo y Mauricio Soto se unieron al ex socio de Moneda, Sergio Undurraga, y lanzaron elsuper.cl.

por José tomás santa maría

Juntos acumulan unos 30 años en la industria del retail. Pablo Castillo fue uno de los ejecutivos emblemáticos de Cencosud, donde trabajó por 13 años y alcanzó la gerencia de la división supermercados del holding. En la misma empresa estuvo Mauricio Soto, primero como gerente comercial de tiendas Paris, y luego a cargo de toda el área digital de la firma controlada por Horst Paulmann.

Pero en 2014 ambos decidieron dejar la compañía y emprender camino propio, motivados por lo que llaman la “revolución tecnológica digital”.

Su primer paso fue asesorando empresas “para ayudarlos a empujar su área digital”, cuenta Pablo Castillo. “Hacer un negocio desde lo digital es un cambio profundo en la forma de trabajar de las organizaciones. Se ve poco, pero cambian los procesos, las habilidades de la gente que trabaja, cambia la mecánica, la estructura de negocios”. “Lo que hacíamos era asesorar empresas en este sentido”, añade Soto.

Y en eso estaban cuando a mediados de 2015 se convencieron de las oportunidades que ofrecía este mercado y se decidieron a llevar adelante su negocio propio. Lo bautizaron elsuper.cl, un supermercado digital que busca instalarse con fuerza en un mercado que hoy domina Jumbo.cl, seguido por Lider.cl y Telemercados Europa (SMU).

Para definir su modelo de negocios conversaron con distintos proveedores e iniciaron la búsqueda de un socio financiero que les aportara el capital necesario. Se reunieron con una lista de inversionistas y finalmente llegaron a acuerdo con la empresa Ekonométrica, propiedad del empresario Sergio Undurraga, ex socio de Moneda Asset Management. “Es nuestro socio financiero y participa activamente en la gestión de negocio”, cuenta Castillo.

La industria de supermercados en Chile vende unos US$ 15 mil millones al año -explica Mauricio Soto-, de los cuales menos de un 1% se realiza a través de internet. En Inglaterra esa cifra es un 5%. En las tiendas por departamento la brecha es menor: en el mundo las ventas vía digital de este sector ya representan un 8% del total, y en Chile están en torno a 6%.

Castillo agrega que si se observan las valorizaciones que el mercado financiero está realizando en el mundo, “eBay o Amazon, llegan a valer dos o tres años de ventas, mientras que Walmart, Carrefour, valen seis meses de ventas. Lo que hay ahí es una apuesta por el futuro”.

Según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago, en Chile el e-commerce ha crecido en torno al 30% anual en los últimos cinco años y más del 70% de la población del país ya es usuaria de internet, con más de 13 millones de personas conectadas. En 2015, las ventas de todo el comercio electrónico -más allá de supermercados- alcanzaron los US$ 2.350 millones y para el 2016 la CCS estima que esta cifra alcanzará los US$ 2.820 millones.

“En Chile, la cantidad de productos que a través de internet se traen desde el extranjero se ha cuadruplicado en los últimos años. Que con todo ese mercado sea tan poca la gente que compra digitalmente en los supermercados, abre una gran oportunidad de crecimiento”, dice Soto, asegurando que fueron esas las cifras que tuvieron en la cabeza a la hora de dar luz verde a este emprendimiento.

Arrendaron una bodega en Av. El Salto, contrataron al personal -hoy son 16 personas- y formaron un directorio de cinco miembros, donde, además de Castillo y Soto, están Sergio Undurraga hijo, Alfredo Ossa y Francisco Rojas.

¿Qué los diferencia de otros supermercados con ventas por internet? “Es relevante haber nacido como una empresa digital, porque todo nuestros procesos de compra, reposición, entrega, análisis de clientes, marketing, comunicación, están diseñados entendiendo que nosotros les entregamos los productos en la puerta al cliente. Tenemos un diseño desde lo digital que nos permite ser muy flexibles y muy sintonizado con lo que el cliente quiere. Nuestro sitio es muy fácil de navegar”, señala Soto.

Según Castillo, una de las grandes diferencias con el resto de las empresas de la industria es que elsuper.cl entrega los pedidos el mismo día en que se solicitan, y no más allá de ventanas de dos horas que los clientes pueden seleccionar para esperar a tiempo la entrega. “Hasta ahora hemos cumplido, y esperamos que eso se mantenga”, dijo Castillo.

El sitio lleva un mes en funcionamiento y las visitas diarias se acercan a las mil. El objetivo de la primera etapa es transformarse en un actor relevante en Santiago, “y que muchos clientes que hoy tienen la experiencia digital en otras industrias, opten y conozcan la experiencia digital en supermercados, se vean seducidos por ella y nos prefieran”, agrega Soto.

Luego habrá que pensar en el resto del país. “Este es un proyecto de largo aliento. Nos gusta el comercio y queremos estar aquí por muchos años más”, dice Castillo. Y agrega: “Como este es un canal pequeño y con tasas de crecimiento muy altas, hay espacio para todos”.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 18
negocios


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: