Colo Colo se pierde en buenas intenciones

Temuco, con un hombre menos, le propina a los albos su segunda derrota en el Monumental.

por Alvaro Poblete

Colo Colo sufre. La angustia empieza a abrirse paso entre la ilusión que genera un cuadro ultraofensivo. Deportes Temuco, con un libreto claro, le propina otro golpe al Cacique en el Monumental, donde los sureños se impusieron por 0-2, pese a jugar casi todo el partido con un jugador menos.

La idea puede ser muy atractiva, la intención, de las mejores. El discurso, sin embargo, al menos en el fútbol, se agota fácilmente si los resultados fallan. Es el peso que deben cargar todos los equipos, especialmente si son grandes. Es la carga que debe llevar un entrenador, como ahora lo está haciendo Pablo Guede en el conjunto popular.

Es imposible adelantar el éxito o el fracaso de la nueva propuesta alba. Hay que hablar, por ahora, de hechos consumados. ¿Es interesante? Obviamente que sí. ¿Ha sido efectiva? Lamentablemente para el Cacique, no. Objetivo es también revisar la tabla de posiciones del Apertura 2016. Ahí aparecen los blancos con un triunfo y dos derrotas, incluso con menor puntaje que la vapuleada U de Sebastián Beccacece.

En otras palabras, la preocupación se debe instalar en el Monumental. Más todavía si por segundo partido consecutivo, el rival de Colo Colo se quedó con uno menos en la cancha antes de la media hora. Fernando Lazcano, por una violenta entrada sobre Martín Rodríguez, se ganó la roja directa a los 16’.

Como era de esperar, incluso antes de la expulsión, los albos se instalaron en campo de Temuco. Sin mucha claridad, eso sí. Jaime Valdés, el cerebro de las últimas campañas, no se termina de acostumbrar a la intensidad que exige el estilo Guede. Por ende, el juego se ralentiza cuando el balón pasa por sus pies. Ramón Fernández no ayuda mucho, en ese sentido.

Es verdad que tuvo ocasiones para pasar al frente y es verdad que Luis Marín, el arquero temuquense, se rehabilitó del desastre de la fecha anterior. Pero no es menos cierto que los araucanos supieron disfrazar muy bien la condiciones de juego. Y sin renunciar al arco rival. Premio a eso, Matías Donoso abrió la cuenta a segundos del descanso.

Apremiado por la desventaja, obviamente, Colo Colo se fue todavía más encima del área de Temuco. Paredes erró increíblemente casi en área chica, Michael Ríos (que entró por el lesionado Rodríguez) y Fierro también estuvieron cerca del empate. Nada, el gol no llegó.

Los albos, jugados totalmente, se instalaron con su línea defensiva en mitad de cancha y más adelante todavía, en el caso de los laterales. La opción del contragolpe de Temuco, por ende, estaba latente. Así fue que a los 82’, Cris Martínez cerró la discusión con un violento cabezazo (un paréntesis por Fierro: bien en ataque, pero muy mal en defensa. En los dos goles le ganaron la posición fácilmente).

Ahí quedó la atractiva violenta de Colo Colo y Guede. Derrotada, y por qué no decirlo, humillada por un rival con 10. O el Cacique se recupera pronto o las cosas se pondrán muy pesadas en Macul. El club más ganador de Chile no puede vivir sólo de buenas intenciones.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Deportes

Página 50
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: