La atleta descalza que conmueve Río

Un pisotón dejó sin la zapatilla derecha a Etenesh Diro.

por Carlos González

Los Juegos siempre dejan escenas inolvidables. Ayer, en las semifinales de los 3.000 con obstáculos ocurrió una. Su protagonista, la etíope Etenesh Diro, quinta en Londres 2012 y candidatas a medalla en Río. Sin embargo un desafortunado incidente, frustró inicialmente sus aspiraciones.

La africana comenzó muy bien el tercer heat clasificatorio, entreverada en una lucha con la keniata Jepkemoi. Pero en los últimos mil metros, una competidora se fue contra un costado y otra tropezó, sacándole la zapatilla derecha a Diro, quien se detuvo a ponérsela. Al darse dio cuenta de que no iba a ser posible, optó por dejarla a un lado. Un par de metros más allá notó que el calcetín le molestaba y decidió quitárselo. Así, desde el último lugar entre 17 participantes, enfrentó el tramo final descalza. Increíblemente comenzó a remontar posiciones, mientras el público la ovacionaba. Terminó séptima con 9’34”70. Un resultado que la dejaba fuera de la lucha por las medallas.

Desconsolada, se quitó la zapatilla izquierda y se sentó a llorar en la pista, al tiempo que recibía asistencia médica. Sus lágrimas eran de impotencia. La gente seguía aplaudiéndola. Además, recibió asistencia médica por las erosiones que sufrió por el contacto con la pista, a una hora donde el termómetro marcaba 29 grados.

La pena duraría sólo unos minutos. Los equipos de Etiopía, Irlanda y Jamaica presentaron una protesta después de la competencia; y tras revisar el video, el Jurado de Apelaciones clasificó a la final a Diro, a la irlandesa Treacy y a la jamaicana Aisha Praught.

La serie la ganó Jepkemoi y segunda fue la australiana Lacaze, muy crítica con la etíope: “Era un obstáculo en el camino. Alguien arrancó sus zapatillas y, en vez de ponerse fuera del camino -supongo que no piensa en los demás demasiado cuando estás en los Juegos-, simplemente se detuvo y se convirtió en una especie de control de carretera para cuatro atletas”, reclamó.

Pero la Federación Internacional de Atletismo no pensó como la oceánica, y en su cuenta de Twitter publicó: “Etenesh Diro muestra el verdadero espíritu olímpico de lucha en la carrera de obstáculos, después de perder una zapatilla”. Mañana tendrá una nueva oportunidad en la final, posiblemente con las dos zapatillas.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Deportes

Página 43
lt

Otras noticias de la página



    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: