Guitarrista de Scorpions

Rudolf Schenker: "Haber durado 50 años lo logramos gracias a la amistad"

Los rockeros alemanes vuelven a Chile el 13 de septiembre, para celebrar medio siglo y con nuevo álbum.

por Andrés del Real

Los integrantes de Scorpions ya no hablan de despedidas. Tras sus dos últimas visitas a Chile, en 2010 y 2012, promocionadas como las últimas antes del retiro definitivo, la mayor institución del rock alemán regresa al Movistar Arena el 13 de septiembre, esta vez para celebrar sus 50 años de carrera.

“Cuando anunciamos que sería el último concierto, lo decíamos muy en serio”, asegura Rudolf Schenker (67), guitarrista y fundador de la banda de Hannover, quien aclara que tras el fin del tour del adiós el destino se encargó de alterar sus planes. Primero, en 2014, con una propuesta para registrar un Unplugged para MTV, lo que derivó en la grabación de Return to forever (2015), álbum que combina composiciones recientes con piezas perdidas de su catálogo.

Una nueva muestra de supervivencia de un grupo que siempre supo adaptarse a los tiempos: desde el hard rock setentero y las baladas ochentosas como Still loving you, hasta el lanzamiento del himno definitivo de la caída del muro de Berlín, Wind of change.

¿Es mientras graban el disco que deciden celebrar 50 años ?

Revisando cintas para completar Return to forever, encontré recuerdos de cuando partimos, en 1965, y recién entonces caímos en cuenta que cumplíamos 50 años. Era algo que teníamos que celebrar y que sólo han hecho tres grandes: The Beach Boys, The Rolling Stones y The Who.

¿Cómo mantienen el espíritu de la banda después de todo este tiempo?

Cuando empecé a buscar personas para armar un grupo, sabía que tenían que ser cuatro personas talentosas, pero también tipos con quienes pudiésemos ser amigos, que siempre ha sido lo más importante para mí. Elegir a la gente correcta, crear una banda y haber podido estar tocando 50 años por todos los continentes y para varias generaciones, es algo que logramos gracias a la amistad.

Con lo ocurrido recientemente con AC/DC, más de alguien recordó cuando en los 80 decidieron esperar a que Klaus Meine se recuperara de sus problemas vocales. Ahí vino la etapa más exitosa de Scorpions.

Exacto, ese es el punto. Cuando Klaus me dijo que buscara otro vocalista, porque no creía posible volver a cantar, le dije que lo esperaríamos, que hiciera su mejor esfuerzo para salir de su problema. Y lo logró, y volvió cantando mejor que nunca, porque desde que tuvo el problema en 1981 aprendió a cuidar su voz y esa es la razón por la que es tan bueno. Finalmente, de eso se trata la amistad y la música.

¿Cómo llegó Mikkey Dee de Motörhead a la batería de Scorpions?

Nuestros caminos siempre terminan cruzándose. De hecho, cuando tocamos por primera vez en Inglaterra, nuestra banda soporte fue Motörhead, y por años siempre nos topamos. Ahora que James (Kottak, baterista) está enfermo, Mikkey está con nosotros. Siempre hubo una fuerte conexión entre ambos grupos, es cosa del destino.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 62
lt


    LaTercera.com
    SÍGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: