GLOBAL DEBUG cmaEdition: copesa.core.dto.CmsEdition: editionId='1606', status='2', createDate='2013-09-14 19:50:12.764', modifiedDate='2013-09-14 19:50:12.764', launchDate='null', expirationDate='null', date='2013-09-15 00:00:00.0', version='1', description='', modifiedUserId='2386', userId='2386', keywords='' La historia de dos pymes premiadas por sus buenas prácticas laborales | Negocios | La Tercera Edición Impresa

La historia de dos pymes premiadas por sus buenas prácticas laborales

Dos firmas de regiones, Condensa, de Arica, y Selec, de Chillán, fueron distinguidas esta semana con el Premio Pyme 2013 de la Fundación Carlos Vial Espantoso.

por Carla Alonso B.

De independientes a operadores de servicios eléctricos en la VIII Región

Cuando Víctor Riveros recuerda los orígenes de Selec -empresa que opera en el negocio de servicios eléctricos en la VIII Región-, se emociona. Atrás quedaron los tiempos en que trabajaba como contratista independiente de la Compañía General de Electricidad (CGE) en la VIII Región, en “empalmes, conexiones de medidores, tableros e instalaciones de bajada tensión”, explica.

Según cuenta, la empresa partió en 2006 con dos amigos, un capital inicial de $ 4 millones, seis trabajadores y un par de bicicletas en las que recorrían la zona cargando rollos de cable. Hoy la firma cuenta con un equipo de 26 personas, factura $ 30 millones mensuales y por sus buenas prácticas laborales, fue distinguida con el Premio Pyme 2013 de la Fundación Carlos Vial Espantoso, en categoría “Pequeña Empresa”.

El crecimiento fue pausado, dice el socio y gerente general de la compañía. Primero trabajaban exclusivamente con CGE Distribución y su filial Emelectric -que en la actualidad representa el 80% de su cartera-, y luego se ampliaron a otros clientes, que ahora representan el 20% de su actividad. Entre ellos hay grandes empresas, el municipio de Chillán, al que dan servicios de mantenimiento del alumbrado público y eventos, y clientes residenciales y del sector rural. Su radio de acción es Chillán, Yungay y Pemuco y, eventualmente, la IX Región. Hace cinco años, un crédito bancario les permitió tener sus primeras oficinas.

Hacia futuro, detalla Riveros, esperan seguir creciendo de forma mesurada. “Hemos visto varias empresas del rubro que crecen de manera ilimitada y luego les cuesta mantenerse. No queremos eso”.

Lo más complejo para una pyme, confiesa, es la disponibilidad de recursos. “Cuando uno trabaja para empresas mandantes, la plata se demora alrededor de 60 días en llegar”. Hicieron frente a esta situación así como al hecho que existen meses buenos y otros malos. “Como empleadores, nos hicimos un sueldo y los recursos que quedan los aportamos a los meses malos. Con eso ha sido suficiente para seguir manteniéndonos”, dice Riveros.

La experiencia previa en el rubro les ha jugado a favor, sostiene el ejecutivo. “Fuimos trabajadores y sabemos lo que pasa en terreno. Gracias a eso hemos logrado cohesión con la gente que tenemos ahora”. Esa fue una de las razones que le permitió a Selec adjudicarse el reconocimiento entregado esta semana. Además, destaca, “en 2012 obtuvimos la primera certificación de seguridad ocupacional de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) -que mide el nivel de seguridad al interior de una empresa- y estamos próximos a sacar la segunda”. Hoy su tasa de accidentabilidad es igual a cero.

Para lograrlo, innovaron: en vez de amonestar al trabajador cuando no usa sus implementos de seguridad, implantaron un singular sistema. “Vamos a la casa de los trabajadores, sin que ellos se enteren, y tomamos declaraciones de su esposa e hijos. Cuando se portan mal, le enviamos el video donde su mujer le dice que se cuide y que lo están esperando en casa”, detalla el socio, quien añade que este método les ha dado los mejores resultados. Selec también instituyó el “día del eléctrico”, que celebra todos los años junto a sus trabajadores.

Los fabricantes de envases de aluminio que exportan a América

Una larga ruta hizo Condensa hasta dar con su negocio principal: fabricar y comercializar envases de aluminio para aerosoles. Fundada en 1970 en Arica como una productora de condensadores para la industria electrónica, también se dedicó a los encendedores de cocina, calculadoras y relojes, y de ahí saltó a los pomos para pasta de dientes y tubos de aluminio. Años más tarde daría con su actual foco. Corría 1978.

Hoy la firma produce sobre 65 millones de envases al año y desde Arica exporta el 85% a toda la costa del Pacífico, Brasil, Uruguay y Argentina. Actualmente Estados Unidos es su principal destino: concentra sobre un tercio de sus envíos. En su cartera de clientes están las marcas de health care como Aveda y Clinique, además de laboratorios farmacéuticos, detalla Roberto Levit, socio y gerente general, tras recibir esta semana el Premio Pyme 2013 en categoría “Mediana empresa”.

Con ventas sobre US$ 15 millones anuales, y un crecimiento por año entre 10% y 15% en los últimos siete años, hacia adelante el plan es llegar a ventas por sobre los US$ 20 millones en cinco años.

En la compañía trabajan 160 personas, de las cuales siete, incluyendo el gerente general, operan en las oficinas de Santiago. Levit aclara que el principal activo de Condensa no es la planta de producción que tiene en el norte del país -en la que se invirtió cerca de US$ 12 millones-, sino sus trabajadores. “Tenemos gente que lleva 42 años en la empresa, que partió cuando hacíamos condensadores. Es nuestro know how”, asegura.

La capacitación es el “eje principal del éxito de la empresa”, según dice. Sin embargo, las mejores escuelas y universidades están en Santiago, alega el empresario, y eso les significa mayores costos. “Siempre es importante tener gente que pueda manejar proyecciones y análisis. Eso es lo que hacemos en Condensa. Pero en Arica nos cuesta enormemente”, afirma.

Otro problema al que se enfrentan tiene que ver con los altos costos de la energía, por cerca de US$ 1 millón anual. En Arica las tarifas son superiores a las del resto del país. “Entre 10% y hasta 30% más caras”, comenta. Para hacer frente a esta situación han priorizado el aumento de la productividad, a través de la capacitación. Recientemente contrataron a una empresa argentina especialista en lean management , que se enfoca en la buena administración de los proyectos. Es, agrega, “una gestión con cero pérdidas, basada en el modelo de Toyota”. Para ello, un equipo de ingenieros y capacitadores visita Condensa todos los meses, durante una semana. Así, un 90% de los trabajadores recibirá un mínimo de 50 horas anuales de capacitación.

En el ámbito de la políticas laborales adoptaron procesos de “mejora continua”: el personal busca desafíos en los lugares de trabajo, en los procesos y en las relaciones interpersonales, a través de programas de coaching, que se hacen desde 1997.

Y si de remuneraciones se trata, en la compañía los trabajadores tienen sistemas de gratificación mensual e incentivos, que corresponden a entre 15% y 25% de la remuneración. “Nuestra política es estar sobre la media de Asimet”, apunta.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Negocios

Página 12
negocios
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: