Ley de tuición compartida

Señor director:

Después de muchos años de discusión se dicta una ley que establece la igualdad entre el hombre y la mujer ante el cuidado de los hijos.

Tanto la madre como el padre se encuentran plenamente capacitados para ejercer el cuidado personal de sus hijos, tomando en consideración los cambios sociales y la modificación en la mentalidad masculina al incluirse en las tareas cotidianas de sus hijos. 

Sin embargo, la modificación que propone la ley conlleva un cambio de mentalidad en la sociedad. Cualquier decisión que se tome debe estar siempre orientada a lo que es mejor para los hijos, primando su interés por sobre el de los padres.

En caso que los padres no se pongan de acuerdo, se regula y entrega la decisión a un juez de familia, quien deberá determinar cuál de los dos debe tener el cuidado  de los hijos. El juez también fijará una relación directa y regular con aquel padre no custodio quién debe mantener un contacto personal y permanente con el hijo. 

Por el bien de los niños, espero que la ley conlleve un cambio de paradigma: que la madre y el padre entiendan que son lo mejor para sus hijos y que, en el evento de que como pareja no puedan permanecer juntos, comprendan que como padres permanecerán unidos siempre.

Es necesario mirar la vida a través de las necesidades de los niños y en base a ello, tomar las mejores decisiones.

Ximena Cuevas Gómez



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 28
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: