Cruz Azul sufre con la maldición

Los “cementeros” perdieron increíblemente la final ante América y suma cinco definiciones consecutivas sin ganar.

por Cristián Caamaño

En 1997, Cruz Azul ganó el torneo de Invierno mexicano, en una dramática definición ante León. La “Máquina” recién pudo doblegar a su rival en el último minuto de la prórroga, luego de un insólito penal cometido por el arquero Angel Comizzo sobre Carlos Hermosillo, que el propio delantero ejecutó.

Lejos de celebrar aquel título, los hinchas de Cruz Azul a esta altura prefieren derechamente no acordarse. Sobre todo después de la nueva final perdida el domingo a manos de América, en lanzamientos penales, que extendió su racha a 16 años sin títulos y lo que es peor, con cinco definiciones por el campeonato sin ganar de forma consecutiva.

No son pocos los fanáticos que culpan a Comizzo de haber echado una maldición al club con esa patada sobre Hermosillo sin explicación. Es más, León pasó 10 años en el ascenso (2002-2012) y muchos en la ciudad también culpaban al portero.

Más allá de querer creer o no en cosas extrañas, lo ocurrido el domingo en el estadio Azteca da para pensar en algún maleficio. Cruz Azul ganaba por la cuenta mínima hasta el minuto 88. Ese resultado, más el 1-0 a su favor en la ida, le daba el título. Sin embargo, América en cuatro minutos dio vuelta el partido, con gol de cabeza del arquero Moisés Muñoz incluido en los descuentos. Y en la definición por penales, Alejandro Castro, se resbaló al momento de rematar y terminó fallando. Una derrota que provocó la renuncia del chileno Alberto Quintano como director deportivo.

El apodo de “subcampeonísimo” volvió a sobrevolar sobre las cabezas de los jugadores de Cruz Azul, que además en 2001 perdieron la final de la Copa Libertadores a manos de Boca Juniors. De hecho, en los últimos 32 años, han caído en nueve de las 10 definiciones por el título que han disputado.

No son pocos los que comparan lo que experimenta Cruz Azul con lo que padece en cierto modo Benfica. Los lisboetas no ganan una final internacional desde 1962. Aquel año, tras su despido, el técnico Bela Guttman aseguró que “nunca, ni en cien años, volverán a ganar una copa en Europa”.

Aquella frase volvió a cobrar vida este año tras la caída de Benfica ante Chelsea en la final de la Europa League. Un drama que también se extendió al campeonato local, que lo perdió en la penúltima fecha ante Porto y que tuvo su último capítulo el domingo, cuando perdió la Copa de Portugal ante Vitoria de Guimaraes.

Como para creer en los maleficios.



SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Deportes

Página 53
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: