Moda de los reality de profesiones extrañas sigue con programa de trueques

Los protagonistas de Barter kings hablan con La Tercera del espacio.

por Carolina Cerda, Buenos Aires
Ampliar

“Todo se basa en la estrategia”, asegura Antonio Palazzola, protagonista junto a Steve McHugh de Barter kings, un reality show que muestra cómo la dupla de amigos y socios se dedica a hacer trueques para conseguir cambiar objetos que les sobran por otros que tengan utilidad. El programa se emite los miércoles, a las 21 horas, por A&E y Palazzola dice que “nos encanta el programa, nos ha permitido hacer muchos intercambios”.

En Estados Unidos, la actividad se ha visto incrementada por la crisis financiera y también por la aparición del espacio. “En los sitios web de avisos clasificados, los intercambios se han incrementado en 1.000%. El programa ha encendido una luz al respecto”, opina McHugh.

Los trueques que hacen les traen tan buenos dividendos -en un episodio Steve convierte una mesa para masajes en un carrito para golf tras algunas transacciones-, que puede dar la apariencia de que se aprovechan de las malas decisiones ajenas. “Hay que recordar que las personas que hacen estos cambios son adultos y que no necesariamente quieren o necesitan lo que tienen”, dice McHugh. Y agrega: “En mi garaje tengo cosas de 50 a 500 dólares y ya estoy aburrido de mirarlas. A ratos me dan ganas de dejarlas en la vereda para que alguien se las lleve. De hecho, algunos intercambios los comenzamos con cosas que conseguimos porque no se han podido vender. El 99% del tiempo la gente me da las gracias”.

Para evitar las habituales suspicacias por la veracidad de lo mostrado, se tomó la decisión de que los capítulos del segundo ciclo duren una hora. Esto, porque querían mostrar que las negociaciones son bastante más complejas que lo que se puede ver en un episodio de 30 minutos, y que muchas veces no llegan a acuerdo.

“Este no es un gran programa para simplemente ver, sino que puedes aprender técnicas de negociación con él”, dice Palazzola, quien sufre del síndrome de Tourette, algo que queda en evidencia mientras conversa en un salón del hotel Palacio Duhau-Park Hyatt de Buenos Aires, adonde La Tercera accedió por invitación de A&E. “Poder generar conciencia de la enfermedad en el público ha sido buenísimo”, dice sobre esa faceta.

Una fórmula exitosa

Barter Kings se suma a la programación de A&E en un minuto en que la señal está mostrando una serie de exitosos espacios dedicados a trabajos inusuales, como ¿Quién da más? - sobre un grupo de vendedores que consigue su mercancía en subastas de bodegas abandonadas-, o Guerra de envíos -que muestra el traslado de encomiendas únicas y valiosas.

Pero según asegura el vicepresidente ejecutivo y gerente general de A&E, Eduardo Ruiz, la clave de los resultados está en los personajes y no en la estructura del espacio: “Si la persona que está en pantalla no es creíble, no tiene cierto carisma, no importa la fórmula, el programa no va a funcionar”.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 40
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: