Un gobierno que rompe mitos

CUANDO en marzo de 2010 asumió el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, lo hizo en medio de una serie de ideas preconcebidas sobre la centroderecha.

El primer mito que rodeaba a nuestro gobierno era que sería imposible crecer al 6% y crear un millón de empleos en cinco años. Los cuestionamientos abundaron, pero la realidad demostró que con las ideas apropiadas se podía revitalizar la economía chilena. Gracias a un manejo responsable y eficiente, hoy estamos creciendo a un promedio cercano a 6% y la meta de creación de empleos no sólo la hemos alcanzado, sino que la superamos: hemos creado 750 mil empleos. Lo anterior es aún más meritorio al considerar la crisis económica internacional.

Otro de los mitos era que como gobierno de centroderecha no tendríamos sensibilidad social. Nuevamente los hechos lo han desmentido. Hemos aprobado leyes largamente esperadas por los chilenos, como la extensión del posnatal de seis meses y el descuento del 7% de salud. Además, creamos el Ministerio de Desarrollo Social, que logrará una mejor coordinación para impulsar las políticas sociales. 

Pero la iniciativa más representativa de nuestra visión social es el Ingreso Etico Familiar. A través de esta herramienta se incentiva a las personas a tomar acciones para salir de la pobreza confiando en sus capacidades para surgir. A pesar de que  todavía queda por avanzar, la última encuesta Casen ya mostró una fuerte disminución de la pobreza extrema (de  3,7% a 2,8%) y ha disminuido la desigualdad.

También se dijo que este sería un gobierno sin sensibilidad democrática. Otro mito que se contrapone con la realidad. Este año tendremos cuatro procesos electorales con una potencial  participación ciudadana nunca antes vista, y esto se debe a que hemos concretado reformas políticas históricas, como la inscripción automática, el voto voluntario y la ley de primarias. También estamos trabajando para que este año se apruebe la elección directa de los consejeros regionales (Cores).

También rompimos el mito  de que seríamos un gobierno pro empresa, que no defendería al consumidor. Hemos demostrado que las políticas pro mercado son consistentes con una fuerte protección a los consumidores y con transformar a Chile en un país de emprendedores. Por ello es que, además de medidas específicas de protección como el Sernac Financiero, el gobierno ha impulsado iniciativas como la portabilidad numérica y la licitación de los seguros asociados a los créditos hipotecarios.

Se dijo también que este sería un gobierno sin proyección internacional. Esta semana vimos la mayor muestra de lo errónea de esa afirmación: se celebró en Chile la Cumbre Celac-UE, a la cual asistieron 60 autoridades extranjeras del mayor nivel, las cuales expresaron su admiración por la expectante situación que vive hoy nuestro país. 

Pero a pesar de que hemos logrado importantes avances, aún queda mucho por hacer. Este año seguiremos trabajando para continuar rompiendo mitos, especialmente el más antiguo de todos: el creer que Chile no puede alcanzar el desarrollo. Hoy, gracias a las políticas que hemos adoptado, estamos cada vez más cerca de alcanzar ese umbral.

Cristián Larroulet
Ministro secretario general de la Presidencia

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 40
lt

Otras noticias de la página

    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: