La caída de Ribera y la jugada de Carlos Larraín

Hace 10 días surgieron, por separado, dos bombas de tiempo para La Moneda: el entonces titular de Justicia comenzó a ser cuestionado por la forma en que manejó su vinculación al caso CNA y el timonel de RN evidenció por primera vez su decisión de dejar el cargo. A mitad de camino, ambos temas se mezclaron y abrieron la primera crisis del nuevo comité político.

por P. Durán, J. Pinochet y D. Labarca
Ampliar

Lunes 10 de diciembre: Primera "renuncia" de Larraín y caso CNA se instala en La Moneda

Como cada lunes, la directiva de RN se reúne a la hora de almuerzo en la sede de Antonio Varas. Sobre la mesa está un informe redactado por expertos del partido y del Instituto Libertad que, a partir de los resultados de las elecciones municipales, hace una oscura proyección con miras a las elecciones parlamentarias: el oficialismo puede ser doblado en cerca de 10 distritos, mientras que en otros tantos está bajo fuerte amenaza.

Tras analizar el documento, el timonel de la colectividad, Carlos Larraín, toma la palabra y advierte que no está dispuesto a continuar al mando del partido. El senador -que a comienzos de diciembre expuso una inquietud similar respecto al escenario político en una reunión con Sebastián Piñera- subraya que él ya ha advertido en varias ocasiones a personeros de gobierno sobre el complejo período que se avecina, y que no quiere ser el rostro visible de una eventual catástrofe electoral. Además, aduce razones de índole personal: su familia le ha pedido que abandone la presidencia del partido.

A esa misma hora, en La Moneda, otro personero de RN, el entonces ministro de Justicia, Teodoro Ribera, comienza una larga tarde de reuniones con la jefa de asesores del segundo piso, María Luisa Brahm, y el titular de Interior, Andrés Chadwick, entre otros. Con ellos analiza el escenario judicial que se abre luego de que se conociera la decisión del fiscal Carlos Gajardo -que investiga el escándalo de las acreditaciones universitarias- de pedir información sobre las asesorías prestadas a Gendarmería por el ex presidente del Consejo Nacional de Acreditación Luis Eugenio Díaz, formalizado por cohecho y lavado de dinero. Antes de ser ministro, Ribera fue rector de la Universidad Autónoma del Sur, entidad controlada por su familia, sometida a un proceso de acreditación en 2010.

Ese lunes, Ribera y personeros de Palacio hacen un exhaustivo control de daños, con el fin de evitar que se abran nuevos flancos de conflicto. El ministro recibe una recomendación adicional: si no hay antecedentes que supongan alguna irregularidad, lo más adecuado es que actúe con total transparencia y ponga toda la información a disposición de los medios de comunicación y de los parlamentarios que la requieran.

Martes 11 de diciembre: Gobierno cierra filas con Ribera

“El ministro Ribera goza, como todos los ministros, de la confianza del Presidente”.

Minutos antes del mediodía, el jefe de gabinete, Andrés Chadwick, cierra filas detrás del titular de Justicia. Este, a primera hora de la mañana, había sostenido una larga reunión bilateral con Sebastián Piñera, donde, entre otros temas, se abordó la polémica. También se reunió con la vocera Cecilia Pérez, para definir la estrategia comunicacional. “Me siento respaldado por La Moneda”, diría más tarde el propio Ribera.

Su situación es monitoreada con atención en RN. En el almuerzo de la bancada de diputados se toca brevemente el tema, coincidiendo en que no hay ningún motivo para que se cuestione su permanencia en el gabinete.

Esa tarde, en el mismo Congreso, Carlos Larraín convoca a una reunión al comité de senadores del partido. A la cita también llegan los diputados Nicolás y Cristián Monckeberg. Ante ellos, reitera su intención de dejar su cargo, resiente lo que él entiende como un constante maltrato del gobierno a RN y la ausencia de una acción política coordinada en el oficialismo. Según revelan parlamentarios de RN, esa tarde Larraín también aludió a un escenario económico poco auspicioso del partido, debido al bajo retorno de recursos que tendrá la colectividad producto de la merma de votos que tuvo en la elección municipal. En esa línea, incluso señaló que los aportes personales que él realizó a la campaña tampoco tenían un retorno seguro.

Tras la reunión, Nicolás Monckeberg y el senador Alberto Espina parten rumbo a la casa del empresario Juan Claro, quien ha organizado una cena en homenaje a la gestión de Rodrigo Hinzpeter en Interior. A la cita concurren el Presidente Piñera, los ministros Andrés Chadwick y Cristián Larroulet, y el presidenciable Andrés Allamand, entre otros. Durante la velada, es comentario obligado la reunión donde Larraín expuso su intención de renunciar. Personeros presentes en la cita, sin embargo, desdramatizan el episodio y aseguran que no es la primera vez que Larraín amenaza con dejar la testera del partido.

Martes 18 de diciembre: Larraín cede a la presión

A primera hora de la mañana, personeros de La Moneda confirman un antecedente del que habían tenido noticias a última hora del martes: Luis Eugenio Díaz estaba contratado por Justicia cuando se tramitaba la acreditación del Instituto Incacea, vinculado al ministro.

En La Moneda se sorprenden de que Ribera no haya entregado esa información antes. En privado, el ministro sostendría que nunca pensó que ese antecedente podía revestir algún tipo de complicación. En Palacio, sin embargo, el férreo respaldo del día anterior comienza a ser evaluado. Por esas horas, revelan en el oficialismo, Piñera encomienda a Hinzpeter asumir un rol de contención en la crisis y que hable con Ribera.

A esas alturas, en RN aún no están enterados del giro que está sufriendo el caso Ribera. Lo que sí inquieta es la situación de Larraín. Esa misma mañana, revelan fuentes del partido, Allamand visita a Larraín en su casa de Lo Fontecilla. El presidenciable le plantea que una renuncia suya a la colectividad podía provocarle un daño irreparable a su campaña, que se había forjado sobre la base de la estructura partidaria de la tienda. Añade que con su dimisión puede generarse un escenario de ingobernabilidad con miras al consejo general del 19 de enero, fecha acordada para su proclamación presidencial. Por último, argumenta Allamand, lo único que lograría una salida anticipada de la testera sería cristalizar la idea de que RN es un partido “antigobierno”. Larraín decide repensar su dimisión.

Durante esa jornada, el primer vicepresidente de RN, Francisco Chahuán, toma contacto con Magdalena Piñera. El senador le pide gestionar una cita urgente con el Presidente, para frenar a Larraín.

Horas más tarde, revelan en el oficialismo, Hinzpeter toma contacto con Chahuán, para preguntarle el motivo de la solicitud de reunión con el Mandatario. El titular de Defensa le pide que se quede tranquilo. Incluso, conversan la idea de concretar un almuerzo con la directiva para esta semana.

Jueves 13 de diciembre: Manejo comunicacional de Ribera en la mira

Alrededor de las 9.00, Ribera llega a La Moneda. Es su cuarta visita a Palacio en cuatro días, para reunirse con la vocera Cecilia Pérez. Su manejo comunicacional comienza a ser objeto de cuestionamiento en el Ejecutivo.

Esta mirada crítica se refuerza durante la jornada, luego de que Ribera subraya que no está dispuesto a vender su participación en Incacea y defiende su labor en el mundo privado. “O vamos a la Hospedería del Hogar de Cristo a buscar hombres públicos que no tienen nada en el mundo y requieren colaboración, o buscamos profesionales”, declara en una entrevista televisiva. La idea la repetiría en otros dos contactos en vivo con estaciones de TV.

A esas alturas, la posibilidad de pedirle la renuncia comienza a tomar fuerza en La Moneda. No sólo decepciona su manejo comunicacional. También se cuestiona que no transparentara desde un primer momento sus vínculos con Díaz y que cambiara su versión respecto de esa relación. Pese a que no se ha detectado ninguna ilegalidad en el actuar de Ribera, en Palacio comienza a cobrar fuerza la idea de que el ministro no ha actuado de manera leal en la entrega de antecedentes.

Viernes 14 de diciembre: Caso Ribera agudiza malestar de Larraín

Ribera vuelve a ingresar a La Moneda antes de las 9.00. Esta vez se reúne con Chadwick y Hinzpeter, en el despacho del primero. En Palacio coinciden en que en esa cita comienza a definirse la suerte del titular de Justicia. Entre los argumentos que comienzan a pesar está la idea de no repetir experiencias anteriores -como las acusaciones contra la ex intendenta del Biobío Jacqueline van Rysselberghe, a comienzos de 2011-, donde la extensión del conflicto en el tiempo terminó opacando la agenda gubernamental.

En La Moneda saben que su eventual salida en ningún caso se concretará durante ese día, por dos razones: 1) el ministro debe encabezar el acto de desagravio a la jueza Karen Atala en Cancillería; y 2) el gobierno no quiere opacar lo que ha sido una buena semana en La Haya. De hecho, está contemplado que el propio Piñera dé un cierre comunicacional al litigio con una cadena nacional, donde reafirme la validez de los argumentos chilenos.

Hasta ese momento, la situación de Ribera y la eventual salida de Larraín de RN van por carriles paralelos. Los caminos, sin embargo, comienzan a cruzarse en el momento en que el complejo escenario que enfrenta el ministro llega a oídos de Larraín.

Durante esa jornada, Larraín conversa por separado con Chadwick, Cecilia Pérez y Cristián Larroulet, para inquirir más detalles de la situación de Ribera. Desde el gobierno aseguran que ya en ese momento le dijeron al presidente de RN que la situación del ministro era compleja. Desde Antonio Varas, en tanto, señalan que en esas y en otras conversaciones ocurridas en esos días, Larraín transmite a los ministros del comité político que tiene pensado renunciar a la testera del partido.

La suerte de Ribera parece echada. Al caer la tarde, Piñera informa a los ministros del comité político que se llevará los antecedentes del caso a la casa presidencial de Cerro Castillo, para tomar una decisión el fin de semana.

Fin de semana: Entre Cerro Castillo y Camino La Viña

El fin de semana, Piñera comparte con un grupo de amigos, familiares y cercanos. En la residencia de la Quinta Región también está Rodrigo Hinzpeter, quien pernoctó la noche del viernes en el lugar. En el almuerzo del día sábado están el presidente de la Cámara Baja, Nicolás Monckeberg, el presidente del directorio de TVN, Carlos Zepeda; la primera dama, Cecilia Morel, y su hija Magdalena, entre otros. Hinzpeter vuelve a Santiago antes de almuerzo. Más tarde también pasa a saludar Andrés Allamand, quien en la mañana coincidió con Piñera en la ceremonia de egreso de alumnos de la Escuela Oficial de la Armada. Uno de los egresados era Raimundo, hijo del candidato oficialista.

El domingo, la situación de Ribera comienza a decantarse luego de que Andrés Chadwick, en TVN, señala que el Presidente Piñera está considerando “razones de carácter político” para evaluar la situación del titular de Justicia.

El mensaje llega con claridad a Larraín y al entonces ministro. Durante la tarde, ambos mantienen permanente contacto telefónico. Según fuentes de RN, Ribera envió un mensaje de texto a Piñera pidiéndole una reunión. En La Moneda, en tanto, señalan que fue Piñera quien lo citó a un encuentro en su casa.

La reunión se concreta pasadas las 19 horas, en la residencia presidencial de Camino La Viña. Durante la cita, que se extendió por menos de dos horas, Piñera le pide al ministro que dé un paso al costado.

Lunes 17 de diciembre: "Yo no soy de hacer bluff"

Antes de las 9.00, el Presidente Piñera informa a los ministros del comité político en La Moneda que la decisión de que Ribera deje Justicia está tomada. Chadwick telefonea a Larraín y lo notifica. El senador expresa en duros términos su desacuerdo. Quince minutos después, él llama al ministro y le dice que ningún dirigente del partido irá a la cita de comité político, que comenzaría más tarde. Chadwick lo invita a almorzar a él y a la mesa, como forma de contener el conflicto. En paralelo, Larraín conversa también telefónicamente con Ribera, quien tras presentar su dimisión a Piñera lee una declaración en La Moneda.

Tras la reunión de la directiva de RN, el vicepresidente Baldo Prokurica lee una dura declaración, en que califica como “deplorable” lo ocurrido y acusa mal manejo político del gobierno. La redacción del texto fue promovida por Larraín, quien ve en la salida de Ribera una confirmación de su crítico diagnóstico sobre el manejo político del gobierno.

A las 17.30 horas, Chadwick llama nuevamente a Larraín, para decirle que Piñera optó por Patricia Pérez para reemplazar a Ribera. El senador reacciona con molestia: según fuentes de RN, la habían incluido en su terna sólo como una formalidad, pues las prioridades eran el presidente del CDE, Sergio Urrejola, y el embajador en España, Sergio Romero. En el gobierno aseguran que este argumento molestó particularmente al Presidente: por un lado, se ponía en tela de juicio su atribución de nombrar ministros y, en particular, se consideraba una deslealtad, porque el partido había incluido el nombre de Patricia Pérez en la terna.

Minutos después, Larraín telefonea a Chadwick para notificarlo de su renuncia formal a la presidencia de RN.

Para las 18 horas estaba citada la comisión política de RN. Larraín se excusa de asistir porque debe ir a un velorio. Al inicio de la instancia, varios dirigentes reciben el correo electrónico en que el senador por Valdivia notifica su dimisión. La comisión política, finalmente, nunca se realiza. A esa misma hora, Larraín da una entrevista a Radio Cooperativa, donde critica con dureza al gobierno, pero no transparenta su renuncia.

Tras el velorio, Larraín va al hotel Marriott a reunirse con la directiva, que no acepta su renuncia. “Yo no soy de hacer bluff”, señala esa noche, confirmando su renuncia.

Al resto de los dirigentes le inquieta el impacto de la crisis en la candidatura de Allamand. El abanderado habla esa noche con Larraín y también le transmite su inquietud.

Martes 18 de diciembre: Larraín cede a la presión

A primera hora, Allamand comienza una ronda de llamados telefónicos con Larraín y La Moneda. También habla con el Presidente Piñera, quien le da luz verde para que busque un acuerdo con el renunciado timonel.

Al mediodía, la vocera Cecilia Pérez se reúne en el Congreso con la mesa de RN. La cita sorprende en Palacio, porque se había decidido no involucrar a La Moneda en gestiones tendientes a revertir la renuncia del senador. A tal punto que, mientras Pérez era fotografiada en Valparaíso junto a la mesa de RN, en Santiago Chadwick declaraba públicamente que el gobierno no se involucraría en un conflicto interno de un partido.

Por la tarde, Allamand vuelve a conversar con Larraín, quien se abre a reconsiderar su dimisión. El diálogo continúa en RN, a las 18.00. “Este problema hay que zanjarlo ahora”, le dice el presidenciable. Cercanos a Larraín dicen que Allamand plantea que su salida afectará la candidatura presidencial y la campaña con miras a las primarias. El senador insiste en que debe haber un cambio en la relación con el gobierno. Allamand llama por teléfono a Chadwick y pone el altavoz. Los tres acuerdan una salida hablando de “nuevo trato” y agendando una reunión del ministro y la mesa RN para el jueves. Allamand y Larraín anuncian luego el acuerdo.

Miércoles 18 de diciembre: El choque de Allamand con La Moneda

Por la mañana, Allamand da una entrevista a Radio Agricultura. Critica al gobierno, habla de un “déficit político” evidente y pone piso a los reclamos realizados por Larraín.

Sus dichos gatillan la molestia de Piñera. En Palacio entienden que tras lo ocurrido el día anterior, cuando apareció “llamando al orden” a Larraín, el candidato debe equilibrar sus señales al interior de RN, donde el timonel mantiene una fuerte ascendencia. Pero sus dichos rompen uno de los acuerdos suscritos por él y Laurence Golborne con Piñera antes de dejar el gabinete: no criticar al gobierno.

Chadwick retruca a Allamand, diciendo que sus palabras son también una “autocrítica”, pues fue ministro. Cecilia Pérez, a su turno, dice que “las lealtades son superiores”. Allamand resiente el golpe y señala que no armará “una tormenta en un vaso de agua”.

Chadwick conversa telefónicamente con Allamand y le hace ver la molestia del gobierno. Le dice que entiende que deba dar señales de respaldo a Larraín, pero que “cruzó una línea que merecía una respuesta”.

Entrada la tarde, Chadwick telefonea a Larraín: por problemas de agenda, deben postergar la cita en Palacio para el viernes.

Jueves 20 y viernes 21: ¿Hay espacio para un nuevo trato?

Larraín inicia la jornada con una entrevista donde refrenda sus críticas de “déficit político” del gobierno y apunta al “segundo piso” de Palacio. El senador recuerda el fuerte impasse de fines de 2011, cuando culpó a la jefa de asesores, María Luisa Brahm, de organizar a la disidencia interna para desbancarlo de la presidencia de RN. En el oficialismo no son pocos los que creen que las continuas alusiones de Larraín al segundo piso han terminado por convertirse en una suerte de ficción -estiman que el equipo de asesores hoy tiene menor influencia que a comienzos del gobierno- y que encubren que su verdadero objetivo es el propio Presidente.

Tras la entrevista, el timonel se reúne con Teodoro Ribera. Cercanos al senador dicen que parte del acuerdo con Allamand fue que Larraín no se inhibiría de criticar si era necesario. Pero en La Moneda no estaban por revivir polémicas. Por la tarde, la ministra Pérez señala que “nuestra lealtad tiene que ser con todos los chilenos”, dejando atrás el impasse.

Al cierre de esta edición, Chadwick recibía en Palacio a Larraín y la directiva de RN. Aunque el timonel había dado por concluida la tensión, las expectativas no eran elevadas: el “nuevo trato”, decían cercanos al senador, debía traducirse, a lo menos, en un “esfuerzo” de La Moneda por trabajar más estrechamente con los partidos. Larraín, de hecho, llevaría el informe electoral del Instituto Libertad que había inducido hace dos semanas su decisión de renunciar. Ahora, la polémica puede haber quedado atrás, pero Larraín no ha cambiado ese diagnóstico.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Reportajes

Página 4
ltrep
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: