Educación y tecnología

Señor director:

Mucho se ha discutido sobre los problemas de la educación, el punto de vista técnico, cultural y político. Son varios los aspectos que se busca mejorar; la participación del estudiante, la modificación de programas, los sistemas de acreditación, el de control y de evaluación, la estructura universitaria, etc. Pero hay un asunto que se ha tocado muy poco -por no decir nada- que es el rol del profesor, en particular en nuestra actual sociedad tecnológica.

Hoy, con las redes sociales, internet y la digitalización masiva de contenidos, la educación está cambiando de paradigma. El suministrar información “por kilo” no implica proporcionar habilidades y conocimiento, elementos que permiten formar el carácter y adquirir el criterio, que son la guía o barómetro en la vida profesional.

En la actualidad, el profesor debe asumir un rol fundamental en la sociedad y para ello debe empoderarse, en el buen sentido de la palabra, privatizando su conocimiento de manera que sea valorado como corresponde. En esto, la digitalización constituye una herramienta única. Hoy, todo contenido se transa en internet. Es suficiente ver a Itunes de Apple o los nuevos formatos de cine con Netflix, o software con Google, que se valorizan como nunca. 

¿Por qué no ocurre lo mismo con el curso del profesor? ¿Qué impide que pueda vender masivamente, en línea, sus cursos digitalizados? Esto potencia la creación de buenos productos educativos y permite que el profesor reciba una retribución que haga interesante, económicamente, dedicarse a la docencia o a la investigación.

De esta manera, la tecnología se transforma en el mayor apoyo de quien constituye uno de los pilares del sistema educativo.

Carolina Heiremans
Profesora UAI

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Opinión

Página 30
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: