Austríaco salta desde la estratosfera y bate récord de altura en caída libre

Félix Baumgartner saltó ayer en paracaídas desde 39 mil metros de altura.

por Ricardo Acevedo
Ampliar

Cuando en Chile eran las 15.17 horas, Félix Baumgartner pisaba tierra ayer en el desierto de Nuevo México (EE.UU), tras casi 10 minutos de exitoso descenso. En ese lapso, el deportista extremo de origen austríaco consiguió inscribir su nombre en la historia como el primer ser humano en romper la barrera del sonido, sin ayuda mecánica.

En perfecta caída libre y alcanzando una velocidad de 1.173 km/h, Baumgartner descendió desde la estratosfera equipado con un traje especial, que le permitió resistir la falta de oxígeno y temperaturas de hasta 70 grados bajo cero durante el descenso.

Los cálculos de la misión, que serán confirmados en los próximos días, prevén que ha roto la barrera del sonido en los primeros 40 segundos de caída libre. “No he sentido ese golpe sónico, creo que pasa detrás de uno, estaba demasiado ocupado manteniendo el control. No tengo ni idea de si he volado a través de la barrera”, señaló Baumgartner, quien confesó que durante los primeros segundos del descenso pensó que perdería el sentido.

Según explicaron representantes de la misión, en condiciones normales en la atmósfera terrestre la velocidad del sonido es de 1.234 kilómetros por hora, mientras que en la estratosfera se puede alcanzar con unos 1.110 kilómetros hora por la menor resistencia del aire

Además de la barrera del sonido, Baumgartner consiguió batir otros dos récords: es el hombre que ha logrado subir al punto más alto de la Tierra a bordo de un globo y el que ha saltado en paracaídas desde mayor altura.

Viaje a la estratosfera

La hazaña, que se concretó ayer luego de tres intentos fallidos debido a los fuertes vientos que azotan esta región del sudoeste de Estados Unidos, comenzó a las 12.29 horas, cuando el globo que llevaba la cápsula desde la cual se lanzó comenzó un ascenso de dos horas y media hasta alcanzar la estratosfera, a una altura de 39.068 metros.

Mientras el centro de control en Tierra monitoreaba todos sus movimientos, Baumgartner abrió la escotilla de la cápsula, permaneció unos instantes sentado al borde de la puerta con el rostro imperturbable y se lanzó al vacío.

Según confirmaron representantes del proyecto, denominado Misión al borde del espacio, luego de 35 segundos descendía a más de 1.100 kilómetros por hora y, tras una vertiginosa caída libre de cuatro minutos y 19 segundos, abrió el paracaídas para descender suavemente al suelo.

Anterior marca

Ante la mirada de miles de personas que seguían la hazaña a través de internet, el aventurero austríaco aterrizó de pie y se dejó caer de rodillas, en señal de emocionado triunfo.

Con su arriesgada excursión a la estratosfera, Baumgartner, de 43 años, ha sobrepasado el anterior récord de altura del salto, establecido en 1960 por Joe Kittinger, con un salto desde 31.333 metros.

La única marca que no consiguió batir el deportista fue la de protagonizar la caída libre más larga: la caída de Baumgartner ha sido de cuatro minutos y 19 segundos, por lo que no ha podido romper el récord anterior, de cuatro minutos y 36 segundos establecido por el mismo Kittinger hace 52 años.

La aventura, que fue patrocinada por la marca de bebidas Red Bull, se planteó en 2005 y requirió el trabajo de decenas de ingenieros, expertos paracaidistas y médicos para hacerla realidad.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 32
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: