De Primera Plana a The Newsroom, las películas y series sobre periodismo

Este domingo HBO emite el último capítulo de la serie que resucitó el subgénero de tramas sobre periodistas en busca de noticias.

por D. Lagos
Ampliar

Gracias a entusiastas seguidores y también a duros críticos, la serie The newsroom -que termina su primera temporada este domingo en HBO (señal 34 de VTR y 30 de Claro)- se ha convertido en una de las producciones televisivas más comentadas del año, y ha devuelto a la primera línea las historias protagonizadas por periodistas. La serie tiene al centro a Will McAvoy (Jeff Daniels), el hombre ancla de un canal de noticias, que luego de una crisis y apoyado por su ex pareja y productora (Emily Mortimer), cambia el rumbo de su noticiero para hacerlo más crítico e investigativo y menos complaciente.

Las series: The newsroom es la última serie en sumarse a un género que ha estado largamente presente en la pantalla chica. El propio Aaron Sorkin, creador de The newsroom, ya había tocado esta tecla con Sports night, que se emitió entre 1998 y 2000, y que mostraba el trabajo de un equipo de un noticiero deportivo. Otra producción de TV que retrató el trabajo periodístico fue Murphy Brown, que estuvo al aire por una década con Candice Bergen a la cabeza, como una aguda y dura periodista de un noticiero.

Basadas en hechos reales: Más allá de estas producciones, ha sido el cine el que más se ha dedicado a rescatar historias de reporteros, muchas veces basándose en hechos reales. Una de las que se mantiene entre las más emblemáticas es Todos los hombres del presidente (1976), que narra la participación que tuvieron dos periodistas del The Washington Post en la caída de Nixon, por su investigación del escándalo de Watergate. La cinta protagonizada por Dustin Hoffman y Robert Redford, ganó cuatro Oscar. Casi cuatro décadas después otra cinta basada en una historia real logró aplausos: Buenas noches y buena suerte, de George Clooney, que llevó a la pantalla el trabajo del periodista Edward R. Murrow (interpretado por David Strathairn) y su equipo en el canal CBS, que en los años 50 efectuó denuncias y tuvo que luchar contra la censura. Fue nominada a seis premios Oscar. Otras de estas producciones son Live from Baghdad, cinta de HBO sobre la cobertura de un equipo de CNN de la guerra del Golfo Pérsico, y El precio de la verdad, que recreó la historia de Stephen Glass, un joven periodista que logró notoriedad al publicar interesantes historias en el diario The New Republic, hasta que se supo que inventaba lo que aparecía en la mayoría de sus artículos.

Los dramas: Uno de los dramas más emblemáticos sobre reporteros fue la cinta Network (1976) sobre un periodista que, desilusionado del estado en que están los noticieros y a punto de ser sacado del aire, habla sin tapujos de todo lo que está mal con la profesión, lo que hace subir la sintonía, por lo que su canal decide aprovechar lo que en un principio es visto como un ataque de locura. Junto con esta, se han narrado otras varias historias tensas y oscuras, como la de Ausencia de malicia (cinta de 1981 protagonizada por Paul Newman y Sally Field), sobre el hijo de un mafioso que aparece en la portada de un diario siendo acusado de un asesinato que no cometió y que será ayudado por otra periodista a descubrir la verdad. Otra que combinó periodismo y crimen fue Deadline U.S.A., en la que Humphrey Bogart interpretaba al editor de un diario a punto de cerrarse que sigue en la pelea por desenmascarar a un gángster. Mientras, la ambición periodística fue tratada en Ace in the hole, de 1951, sobre un ex periodista cuya carrera va en bajada, hasta que ve una oportunidad en un hombre atrapado en una cueva, manipulando a las autoridades para que retrasen el rescate.

Las comedias: Junto con las historias serias, ha habido muchas otras tratadas con mayor liviandad: es lo que sucede en la cinta de 1994, El periódico, donde Michael Keaton y Glenn Close literalmente paraban las prensas por un golpe periodístico. Décadas antes, hubo una seguidilla de cintas que mostraron -y ridiculizaron- los extremos a los que se puede llegar en busca de tener una primicia. Es la premisa de Primera plana, comedia de 1931 que muestra cómo un periodista y su editor deciden esconder a un reo que se escapó de la cárcel para tener la historia en exclusiva. Es lo que ocurre también en una parte de His girl friday (1940), aunque el centro de esa comedia protagonizada por Cary Grant y Rosalind Russell son todas las triquiñuelas que ocupa un editor para evitar que su ex esposa y ex reportera estrella pueda casarse otra vez.

Romance: Mientras, también ha habido producciones que han contado historias románticas mezcladas con las periodísticas. Es el caso de El año que vivimos en peligro, sobre el trabajo y la vida personal de un periodista australiano (Mel Gibson) trabajando en Indonesia.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 70
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: