Canal 13 prepara segunda parte de la teleserie Soltera Otra Vez

La señal ya trabaja en la idea y recontrató a la guionista Daniela Lillo. La secuela tendrá una estructura más cercana a serie.

por C. Gutiérrez / B. Aguirre
Ampliar

Soltera otra vez termina el próximo miércoles, pero no será un final definitivo. Canal 13 ya trabaja en una segunda parte de la historia de Cristina Moreno, para ser emitida el próximo año. La señal dio dos pasos significativos para eso: recontrató a Paz Bascuñán y a una de las guionistas de la trama, Daniela Lillo, quien se había ido del canal, pero que regresó con una idea preliminar de la continuación, que desarrollará junto a Marcelo Castagñón, libretista que renovó por un año más con la televisora. Ellos se encargarán de la continuación, junto a Bárbara Zemelman y Patricio Heim (que están escribiendo la próxima nocturna, Las Vegas).

Oficialmente, en Canal 13 señalan que “es una buena idea que se reafirma con el éxito de la teleserie, pero aún no pasa todas las etapas de aprobación interna”. La principal, dicen fuentes del área dramática, es que todos los proyectos de la señal están a la espera del arribo del nuevo presidente del directorio de Canal 13, Nicolás Eyzaguirre, el próximo lunes.

Sin embargo, la producción ya le ha confirmado a algunos actores del elenco la secuela y en el trabajo preliminar, se discute cómo continuar, debido a que el último capítulo cierra todas las historias. Y también está por definirse su estructura: por ahora se está trabajando con una idea más cercana a una serie que tendrá segunda temporada.

Convertida en uno de los fenómenos televisivos del año, promediando 26,3 puntos (el otro gran hit del año, Mundos opuestos, logró 26,2), las cinco mujeres protagónicas se reunieron para La Tercera a días de que termine esta primera parte. Paz Bascuñán, Lorena Bosch, Loreto Aravena, Aranzazú Yankovic y Josefina Montané recordaron anécdotas de las grabaciones -que terminaron en diciembre del año pasado-, eligieron escenas favoritas y de cómo les gustaría que siguieran sus personajes en una secuela.

En un costado del cerro San Cristóbal, arriba de un descapotable, se abrazan, se secretan y ríen. Dicen que hace algunas semanas que no se ven. Pero que hablan. “No nos vemos, pero tenemos un grupo en WhatsApp donde comentamos la teleserie”, cuenta Paz Bascuñán. “Pero visitaron mi casa y conocieron mi guagua”, agrega. “Uno va generando lazos. Acá éramos las cuatro amigas. Nos juntamos a ver el primer capítulo. Hay WhatsApp, complicidad y confianza”, agrega Yankovic.

¿Qué anécdotas recuerdan de la grabación de la teleserie?

Bascuñán: Estábamos en el set conversando de nuestras cosas y decían: “Grabando”. Y nosotros: “Espérate, espérate”. Teníamos nuestras propias escenas de Soltera otra vez.

Aravena: Las mejores escenas eran en las que había comida, porque comíamos de todo.

Bascuñán: Sí, éramos el elenco hambriento. De hecho, después no nos ponían la comida hasta el momento de grabar.

Bosch: A lo más un chascarro o un ataque de risa, pero no recuerdo alguna que hayamos tenido.

Aravena: Qué fomes somos, inventemos una.

Yankovic: El frío fue complicado para las escenas de sexo. Para la Josefina y Paz, especialmente. Te ponen autoadhesivos en las pechugas, no es tan digno como la gente lo ve. La “Jose” se ve espectacular caminando por su loft, pero yo sé que ella y todos en el camarín tratan de ayudarse, sabiendo lo difícil que es. Ahí está el logro de “la Jose” y “la Paz” que yo las vi sufrir con el tapadito y después las vi en la tele y decir: “Qué increíble”. Nadie pensaría que estas dos estarían urgidas. Eso fue lo más duro.

Montané: Las escenas sexuales, por lejos, fueron lo peor para mí. Estaba nerviosa y atacada. La gente le da una eventualidad tan morbosa que me carga.

Sus escenas favoritas.

Bosch: La escena del lavado sexy del auto me costó harto. Yo decía: “Por favor, hagámosla en septiembre”. Y yo iba a lavar el auto y estaba nevando. Volvimos a hacerla la semana siguiente, porque hacían como dos grados bajo cero.

Montané: Cuando me metieron a una pileta. Era pleno invierno y fue atroz.

Bascuñán: En las escenas con el Nico (Poblete) lo pasábamos bien. Nos reíamos mucho. Era esa risa colectiva del camarógrafo, de toda la gente atrás. Lo pasábamos bien en todas las escenas en la oficina.

Aravena: Y la de la montaña rusa también. Y las con los vejetes. Esas eran súper buenas también. Ay, que me reí. Es que yo amaba a Fernando Kliche cuando era chica, entonces fue raro trabajar con él.

Bascuñán: La primera escenas que hicimos en la teleserie fue en Fantasilandia. La de la montaña rusa.

Bosch: La única que no le tenía miedo a la montaña rusa era la Loreto Aravena. Todas le teníamos pánico.

Aravena: Nosotros teníamos permiso para expresar en nuestras caras, pero la Paz no. Tenía que tener cara de póker. Fue impactante.

Bosch: Seca.

Yankovic: Después fuimos a comer sopita. Terminamos todas medias raras de la guata. Yo me quería morir. Eso fue bien sufrido y después uno ve la escena, no te ves mucho y dices: “Pucha que son desgraciados, para que me hicieron subir”.

¿Qué otro personaje les hubiese gustado ser?

Montané: Yo amo a la Susy. Me encanta.

Yankovic: A mi me hubiera gustado el papel de la Cata Guerra. Ser más ruda.

Bascuñán: La Susy, de todas maneras.

Aravena: A mí me hubiese gustado ser la Cristina.

Bosch: La Susy... Aunque también me gustaría haber sido el “Pelao” Monroy (risas).

Exito y secuela

La mayoría de ustedes ha trabajado en otros éxitos televisivos. ¿Qué tuvo esta de especial?

Bosch: Es muy transversal el tipo de gente que la ve. Tengo una pareja de amigos muy intelectuales, biólogos, y me dicen que no pueden dejar de verla.

Bascuñán: Creo que es una teleserie que la gente se identifica y siente muchísima empatía y cercanía. En El señor de la Querencia, por ejemplo, no te identificabas con el rollo que les pasaba a las chicas ahí. Pero esto es de mucha identificación: “Yo he estado ahí, esto me ha pasado”. Reconocerse.

Montané: Ha sido impactante el boom de Soltera otra vez. De un momento a otro me tocó un millón de entrevistas. Y fue todo como junto. Fue un domingo y al otro día empezaba a grabar Las Vegas. No estaba preparada todavía. Pero ahora se ha ido tranquilizando todo y le he agarrado un poco el gusto. Antes me daba un poco de miedo, pero ahora la paso bien viéndola. La disfruto y me cago de la risa.

¿Cuá fue el mejor “galán” de la telenovela?

Bascuñán: Es que yo lo pasé demasiado bien con Denis (Eusebio Arenas). Toda esa historia era muy divertida, absurdo total.

Bosch: Nicolás Poblete (“El Turco”), por supuesto. Es un caballero y sexy. Lo máximo.

Aravena: Me quedo con (Paulo) Brunetti.

Montané: El Turco. Me gusta esa personalidad. Es bien macho, pero consiente a su mujer. Es súper sensual y sexy. Además, encuentro mino al Nico (Poblete).

Yankovic: Sí, él ha brillado mucho. Me encanta como lo hace, y él en la vida es súper piola y amoroso. Canta, baila y su polola es preciosa.

¿Qué les parece que se haga una segunda parte de la teleserie?

Yankovic: Yo encontraría súper entretenido hacer Soltera 2. Además que los personajes están para que le pasen muchas cosas.

Aravena: Todos queremos, porque lo pasamos súper bien.

¿Qué caminos podrían tomar sus personajes en una secuela?

Montané: Viene un vuelco muy grande y ahí van a imaginarse como sería la segunda parte.

Yankovic: Puede que esté separada. Que volviéramos. Que cada uno tenga otra pareja o puede que no. Otra guagua o que se ponga a trabajar en otra cosa. Las opciones son distintas. Se puede entrar a jugar con muchas cosas y eso es lo entretenido. Hay historia por desarrollar.

Bosch: Los personajes tienen para evolucionar muy bien, porque son tan representativos que siguen la evolución de la vida.

Aravena: A mí me gustaría ver a Sussy casada.

Bosch: Creo que el tema de la segunda pata tiene que ser la maternidad. Yo separarme e iniciar la vida como madre soltera.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Cultura&Entretención

Página 106
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: