La niñera electronica que está desplazando a la TV

Tablets, smartphones y servicios como Netflix son ahora los favoritos para entretener a los más inquietos y pequeños de la casa. Pero a diferencia de lo que ocurría con el viejo televisor, los padres de hoy ven en estos dispositivos un aporte a la educación de sus hijos. .

por Ricardo Acevedo Z.
Ampliar

CON apenas cuatro años, Rafael sabe perfectamente cómo conectarse a Netflix para ver sus programas favoritos en la Wii. No sabe leer ni escribir todavía, pero reconoce muy bien el icono con el cual accede a cientos de sus programas infantiles favoritos usando la consola de videojuegos. Su papá, Claudio Torres, dice que lo que más impresiona a su hijo es poder acceder a muchos capítulos de una sola vez. Y no solo usando la consola, agrega, ya que las aplicaciones que tiene instaladas en el iPhone lo han salvado de aprietos en más de una oportunidad. “El otro día teníamos que ir al doctor y se estaba quedando dormido en el auto. Le puse un juego en el teléfono y santo remedio”, comenta Claudio.

Y es que a diferencia de lo que ocurría hace unas décadas, cuando la televisión era la única opción de los padres para entretener a sus hijos cuando estaban “inquietos”, hoy la masificación de dispositivos como smartphones, tablets y el acceso a video en línea usando servicios como Netflix está reemplazando al viejo televisor. Hablamos, por cierto, de juegos, películas para niños y programas infantiles de televisión, pero también de recursos educativos que están redefiniendo el rol negativo de la “niñera electrónica” que se daba a la TV. Y aunque especialistas advierten contra los riesgos del uso excesivo de pantallas, encuestas señalan que el 77% de los padres considera que estos recursos fomentan la creatividad de sus hijos.

Una encuesta dada a conocer este año por Schools.com en EE.UU. señala que el 46% de los niños menores de 8 años en ese país usan dispositivos móviles para jugar, en tanto que el 42% accede a juegos educativos como puzzles y rompecabezas para entretenerse cuando los “papás están ocupados”. Algo similar ocurre con servicios como Netflix: la semana pasada un estudio de Bernstein Research reveló que la mayoría de las madres en ese país que contratan este sistema lo hacen para entretener a sus hijos. Una situación que se repite en Latinoamérica. Según cifras de Netflix, el 65% de todas las cuentas vio al menos un título en la sección “Solo para niños” durante el pasado julio.

La niñera por streaming

Alejandra es una de ellas. Cuenta que se suscribió a este servicio para entretener a su hijo Clemente, de 5 años, en especial cuando llega a casa del trabajo. “El, como niño, está muy activo a esa hora cuando llego, así que le pongo Bob Esponja que le encanta, un rato mientras me pongo cómoda, antes de darle la cena”. Según cuenta, una de las cosas que le atraen de este servicio, al que se accede directo en internet vía la modalidad streaming, es que ella misma puede elegir los contenidos que le parecen más adecuados para su hijo, cosa que no encuentra en la TV tradicional por cable. “En la sección puedes elegir contenido usando criterios que son más familiares para ellos, como personajes o dinosaurios”, dice esta mamá.

Algo similar le ocurre a Claudia, que usa Netflix con su hijo de cuatro meses. “Estoy con posnatal y mi pareja trabaja, así que estoy sola toda el día, por eso recurro a esta opción cuando necesito hacer cosas, como bañarme o hacer aseo”, explica. Agrega que prefiere esta opción a los canales tradicionales para niños en el cable, ya que dan muchos programas para adolescentes que no llaman la atención de su pequeño hijo. “Lo siento en la mecedora y pongo Nemo y Jorge el curioso, que son los que más le gustan. Además, no dan comerciales, así que se concentra más”, señala, aunque recalca que lo usa para momentos específicos y que esto no reemplaza estimularlo con otro tipo de cosas.

Claudio Torres agrega que una de las ventajas de estos servicios es que no solo se puede acceder desde el computador y la consola, sino también mediante una aplicación para el smartphone. “Si va muy aburrido en el auto le pongo las Tortugas Ninja para que se entretenga”. Alejandra también tiene la aplicación en su teléfono, “en especial para usarla en la carretera cuando vamos a visitar a la abuela que vive en Viña”, dice. Dado este interés no es de extrañar que, justo esta semana, la compañía anunciara que el servicio estará ahora disponible para la consola Xbox 360, además de la consola Wii.

David Watson, director de innovación y productos de Netflix quien también es padre de dos hijos, explica que el principal atractivo para los padres es que no existen comerciales y que los niños pueden navegar fácilmente por los diversos programas simplemente haciendo click en los íconos. Dicho de otro modo, mucho más fácil que usar un complicado control remoto de televisión trepleto de botones, comandos y menús.

Tecnología para niños

Y esta misma simplicidad de uso es la que presentan también los dispositivos con pantallas táctiles, lo que explica por qué los tablets y smartphones también están siendo empleados por los padres como una suerte de “niñera” electrónica del siglo XXI. Francisco Carrasco, periodista especializado y consultor experto en tecnología, coincide en que las pantallas táctiles representan un atractivo mucho mayor para los niños que los televisores. “Yo lo veo con mi hija Adela, de 3 años y medio. La tele tiene muchos botones, así que le resulta mucho más fácil usar la tablet que tenemos en casa. Ya desde que tenía poco más de un año le pasábamos el celular”, explica. Cuenta que la aplicación que más le gusta es la del piano -disponible para tablets y teléfonos Android o iPhone- y juegos interactivos, como puzzles, rompecabezas y juegos para pintar.

Aunque en Chile no hay cifras, la encuesta de School.com señala que en Estados Unidos el 22% de los padres tienen un tablet o teléfono inteligente para entretener a los niños cuando tienen cosas que hacer en la casa y que siete de cada 10 niños en los hogares donde hay alguno de estos dispositivos los usan con frecuencia. Rodrigo Castro, por ejemplo, cuenta que una de las primeras palabras que decía su hijo Pablo de 3 años era “iPad”, la tablet de Apple que apenas compraron llamó su atención. “Descargamos cuentos interactivos, entonces él sentaba solito a verlos. También le gustan las aplicaciones de animales y palabras”, comenta este papá.

Una encuesta de Nielsen en febrero de este año también señala que muchos papás usan las tablets como “niñera electrónica”: en esta encuesta el 77% de los papás decían descargar juegos para sus hijos, en tanto que el 57% señalaba usar aplicaciones educativas para los niños.

Algunos especialistas han planteado la posibilidad de algunos problemas de atención derivados del uso excesivo de esta clase de aparatos en los niños. Lisa Guersney, autora del libro Tiempo de pantallas: cómo los medios electrónicos afectan a su hijo, plantea en el texto que pueden existir dificultades para focalizarse en una conversación, debido al efecto “distractor de las pantallas”. Lo cierto es que no existen estudios al respecto, pero otros especialistas como Anny Murphy, autora del libro Cómo los primeros nuevos influyen el resto de nuestras vidas, señala que el cerebro está constantemente aprendiendo y enfrentando distracciones, de manera que no se puede concluir que sean las tablets o smartphones los que causen estos efectos.

No por nada en países como Estados Unidos se están usando también en las salas de clases. En Corea del Sur, por ejemplo, se anunció que para 2014 se digitalizarán todos los libros de los primeros años de educación y que para 2015 se entregarán todos estos contenidos en tablets, smartphones y notebooks a los estudiantes. En Chile, colegios privados como el Santiago College ya los usan, a los que se suman iniciativas similares en 38 escuelas municipales apadrinadas por la Fundación Haciendo Escuela.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

Tendencias

Página 24
tendencias
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: