Investigan riesgo de metales pesados en bahía de Quintero

Gobierno prepara estudio que busca identificar el grado de exposición de las especies marinas.

por María Elizabeth Pérez
Ampliar

“Es urgente que las autoridades tomen decisiones, y es lamentable que, habiendo estudios de 1999, no se hayan tomado medidas” dijo Enrique Paris, presidente del Colegio Médico, respecto de la contaminación con metales pesados (cobre, cadmio, arsénico) de lapas, almejas, jaibas y locos en la bahía de Quintero, según el estudio que en marzo expuso Oceana y que coincide con lo detectado hace 12 años por el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota.

Paris dijo que en Chile solo se norma el agua con respecto del arsénico, pero no los mariscos. “Si se detecta la presencia (de metales pesados) prolongada se debe limitar o prohibir el consumo”, sostuvo, porque, añadió, a largo plazo eso puede influir en enfermedades a la piel, alteraciones en el hígado, a las arterias u osteoporosis precoz.

Alex Muñoz, director de Oceana, dijo que se tomaron muestras de cuatro puntos aledaños a Ventanas, vecina al parque industrial. “El 100% estaba contaminada. El cobre sobrepasó en 500% lo permitido; el arsénico en 400% y el cadmio en 500% (…)”. El informe llegó a la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara, donde se acordó citar a los ministros de Salud, Medio Ambiente y del Trabajo para avanzar en una solución.

Esto preocupa a los más de 300 pescadores y buzos con áreas de manejo en la zona, sobre las que Subpesca renovó en noviembre sus cuotas de extracción bienal. “No tenemos ninguna prohibición de vender, pero no lo hacemos. No queremos ser cómplices de vender mariscos contaminados”, dijo Luis Ureta, presidente de caleta Embarcadero, en Quintero. En 2011, con fondos de Subpesca, hicieron un análisis de inocuidad de tres áreas de manejo locales y una en Horcón que arrojó presencia de metales pesados.

En la caleta Ventanas, la más próxima al parque industrial, Sergio Silva, su presidente, dijo que “la venta aquí queda a conciencia de cada pescador, porque igual hay familias que mantener”. Luego de 30 denuncias por vertimientos de carbón, estos pescadores preparan una demanda contra el Estado. Al igual que en Quintero exigen compensación.

El seremi de Medio Ambiente V Región, Hernán Brucher, dijo que el gobierno trabaja en un estudio de riesgo sobre esta bahía, el estero Campiche de Puchuncaví y la desembocadura del río Aconcagua, en Concón, cuyos resultados estarán en mayo de 2013. “Se identificará el riesgo y el grado de exposición de las especies”, dijo Brucher, precisando que “de aquí podría salir la recomendación de aplicar una norma especial para la bahía que proteja su ecosistema”.

La Armada, en tanto, dentro de una mesa de trabajo con pescadores y empresas de la zona, hizo 22 muestras de sedimento marino para medir el nivel de carbón, lo que se conocerá en dos semanas.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 22
lt
    LaTercera.com
    SIGUENOS TAMBIEN EN:
    ACTUALIZA TU EXPLORADOR: