Nuevo examen electrónico para obtener la licencia de conducir debutará en junio

La prueba elevará su nivel de complejidad, mediante un set de 35 preguntas aleatorias.

por Manuel Valencia

En países como España o Suecia, donde apenas el 30% de quienes rinden el examen para obtener la licencia de conducir lo pasan en la primera oportunidad, la aprobación es todo un acontecimiento: en algunas zonas de Europa, incluso, existen fiestas temáticas y tarjetas especiales para celebrar al nuevo conductor.

Nada más alejado de la realidad nacional. Según cifras que maneja el Ministerio de Transportes, de cada 10 personas que rinden el examen, siete aprueban y apenas tres son descartadas en el proceso de selección teórica.

Es más. Según antecedentes del Automóvil Club, en Chile el 90% de los conductores aprueba el examen sin conocer las señalizaciones. “Van aprendiendo en el camino, pero no saben manejar. Es escandaloso el tipo de examen que tenemos”, asegura el gerente de asuntos corporativos de la entidad, Alberto Escobar.

Con este diagnóstico, la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) inició el año pasado los estudios para modificar el examen actual, que consiste en un cuadernillo de preguntas con respuestas para ser memorizadas por el candidato.

El nuevo examen reformará completamente el sistema existente. Según explica la secretaria ejecutiva de Conaset, María Francisca Yáñez, “el objetivo es que los futuros conductores tengan un examen de buen nivel, donde no memoricen, sino que incorporen conocimiento en materia de seguridad de tránsito. La idea de este nuevo examen es que la licencia se convierta más en un privilegio que en un derecho”, explica.

La nueva prueba

Para elaborar el examen, la Secretaría de Planificación de Transportes (Sectra) encargó un estudio en que se analizaron diversos sistemas, como el español. A partir de ello, se creó un nuevo examen de tipo electrónico que debutará el próximo mes en municipios de la zona central.

“Hoy, todo el mundo conoce la prueba, casi están marcadas las respuestas correctas. Es un proceso que no mide conocimiento. Estamos automatizándolo, para que llegue por internet con preguntas aleatorias al municipio, con un cuestionario más amplio que exija a la persona que dé la prueba que tenga que estudiar”, explica el ministro de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz.

El nuevo examen consistirá en un set de 35 preguntas aleatorias, que se obtendrán de una “bolsa” inicial de 280.

El postulante deberá concurrir al municipio, donde ingresará su RUT a un computador. Tras ese trámite, Conaset le enviará un examen aleatorio por internet, con 32 preguntas sobre la Ley del Tránsito y otras tres interrogantes sobre seguridad vial, que tendrán un valor de dos puntos: una sobre conducción bajo los efectos del alcohol, otra sobre el exceso de velocidad y una tercera sobre sistemas de retención como el cinturón de seguridad o el uso de sillas para niños. De no aprobar, el sistema obligará al candidato a revisar sus desaciertos y estudiarlos (ver infografía)

En ambos casos, los postulantes deberán ver un video de seguridad vial.

También, los candidatos contarán con un manual elaborado por Conaset para estudiar los contenidos de la prueba.

Tras esta modificación, el gobierno alista cambios al examen práctico y mayores exigencias en las condiciones de salud que deben tener los conductores.

Para el experto en Seguridad Vial de la UC, Pedro Gazmuri, la iniciativa va en la senda correcta. “En el práctico hay que hacer reformas profundas. Por ejemplo, que esté radicado en las municipalidades implica un incentivo económico. Además, es variable el nivel de exigencia y la poca rigurosidad. La clave es que se suba el nivel de exigencia y que tengan claras las competencias que se exijan a las personas”, afirma.

  • Sé el primero en comentar comentarios
     
SUPLEMENTOS Y REVISTAS

País

Página 9
      LaTercera.com
      SIGUENOS TAMBIEN EN:
      ACTUALIZA TU EXPLORADOR: